Riesgoso: casi la mitad del gasto en provincias es para pagar sueldos

Portada Principal

Con una intensidad muy superior a la experimentada en los últimos años, la puja salarial se metió de lleno en el armado de los presupuestos provinciales. Se trata de una polémica que no será fácil de calmar mientras se mantenga tan activo el Indice de Precios al Consumidor (IPC), en tanto que provoca masivas protestas de estatales ante la negativa de varios poderes ejecutivos a incluir partidas especiales para aumentos de haberes en la pauta de gastos 2006.

Por lo pronto, es un dato de la realidad que la amplia mayoría de los presupuestos provinciales tiene la partida de gastos salariales como la más abultada de todas, absorbiendo grandes porcentajes del gasto público, que en promedio afectan 45% del total, pero que también llegan a superar 50%.

Esta situación se da merced a los sucesivos aumentos de sueldos que otorgaron por decreto todos los gobernadores durante el ciclo 2005, que ahora debieron ser incluidos oficialmente al armar la Ley de Presupuesto.

Asimismo, también se produjeron en algunas provincias incorporaciones a planta permanente de numerosos empleados que estaban vinculados con el Estado por contrato.

En algunos distritos, hay polémica por
denuncias de una supuesta subestimación de los ingresos que tendrá el Estado. Los opositores piensan que esto permitiría al Ejecutivo disponerde fondos «extra» para manejo discrecional. Veamos algunos ejemplos de los presupuestos provinciales 2006:

Buenos Aires.
En la economía provincial más grande del país, el gobernador Felipe Solá no dispuso que haya partidas especiales para futuras subas de salarios, aunque dejó supeditada la opción de aumentos a una buena respuesta de la recaudación.

•Impacto

En este distrito, el Presupuesto aprobado en la última semana del año y casi sin discusión por Diputados suma unos $ 10.000 millones en fondos para masa salarial, es decir, casi 50% de los $ 22.316 millones que fueron estipulados como gastos totales.

El multimillonario monto de dinero para salarios comprende aumentos de haberes, más crecimiento de la planta de empleados, nuevos puestos en educación, en la Policía y en el Servicio Penitenciario.

Asimismo, desde el Poder Judicial mantienen un duro cruce con Solá exigiendo mayores fondos para el año que comienza.

Río Negro. El gobierno del radical Miguel Saiz promueve un alza de casi 14% en el salario de los estatales en su proyecto de Presupuesto 2006. De este modo, la partida salarial para el personal fue definida en $ 810 millones, es decir, 13,6% más que en 2005, cuando se asignaron $ 713 millones para ese mismo destino. Por su parte, las partidas salariales de la Legislatura y de la Justicia también prevén un incremento de 13,6%, y quedará a criterio de cada poder la distribución de esa asignación.

El gasto presupuestario total es algo superior a $ 2.000 millones, con lo cual la cuenta sueldos consume 40% de ese monto.

Tucumán. El Presupuesto-2006 ideado por el gobernador José Alperovich estima que 44% del total del gasto público se destine a sueldos.

Sobre una pauta total de gasto de $ 2.866 millones, las erogaciones para atender los salarios de los empleados públicos equivaldrán a $ 1.217,8 millones, cifra que representa un aumento de unos $ 351 millones respectode lo que se ejecutó en el Presupuesto 2005.

Santa Fe. El gobernador justicialista Jorge Obeid logró la sanción de la Ley de Presupuesto de un proyecto que no contiene aumentos salariales. Prevé un gasto total de $ 6.438,5 millones e ingresos por $ 6.722,1 millones, arrojando un ahorro fiscal de $ 920 millones. Los sueldos consumirán cerca de $ 2.500 millones, es decir, 40% del total del gasto. Como una de las polémicas locales, la oposición legislativa (PS, UCR, ARI, PDP y bloque Encuentro) entiende que el superávit será mayor y que el Ejecutivo lo habría ocultado entre los números ( supuestamente inflados) del Presupuesto para que Obeid pueda disponer de fondos de libre disponibilidad sin rendir cuentas al Parlamento. Uno de los destinos probables sería, justamente, el aumento salarial, en vista de que no hay pauta prevista para subas.

Córdoba. Por fuera del Presupuesto, el gobernador José Manuel de la Sota acordó con el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) la incorporación de 150 contratados a la planta provincial. La medida fue puesta en práctica por decreto. No se trata de un número alto, en vista de que sobre 24 mil estatales agrupados en el SEP, hay 13 mil contratados, en el sindicato entienden que se trata de un primer paso para masivas efectivizaciones. Con gastos totales de esta provincia mediterránea treparán a algo más de $ 5.000 millones en 2006, los sueldos ocuparán 2.200 millones, equivalentes a 45% del global.

Entre Ríos. El Presupuestoya fue promulgado por el gobernador Jorge Busti, con gastos por $ 3.614.726.580, considerando aumentos para las partidas de salarios, así como para la Universidad Autónoma de Entre Ríos, el Consejo del Menor, seguridad y salud.

San Juan. Con un gasto de 1.900 millones, fue sancionado el Presupuesto, que comprende fuertes subas para el rubro salariosy en las áreas de promocióny asistencia social, salud, educación, viviendas y urbanismo y deporte, entre otras.

Santiago del Estero. El Presupuesto local prevé gastos corrientes y de capital por $ 1.965.400.308 y se fijó en $ 37.971 el total de cargos de la planta de personal permanente para reparticiones y organismo de la administración pública. Formosa. El Presupuesto supera los $ 1.500 millones, sobrepasando al de 2005, que era del orden de los $ 1.100 millones. Fue aprobado por el Parlamento provincial la semana pasada, incluye mayores recursos para la áreas de educación, bienestar social y salud.

Dejá tu comentario