Se desató fuerte guerra judicial por elecciones

Portada Principal

13:00 hs | Denuncias en Capital

El candidato a jefe de gobierno porteño por Compromiso para el Cambio, Mauricio Macri, definió hoy como "un argumento de campaña" la explicación que el Ministerio de Interior pidió al Correo Argentino, la empresa que dirige su padre, Franco Macri, respecto a una "presunta manipulación de datos" durante el escrutinio provisorio para "dar una sensación triunfalista" a favor de su hijo.

"No voy a engancharme en esto que es un argumento de campaña", sostuvo Mauricio Macri respecto al pedido de aclaración solicitado por la cartera de Interior a la empresa que dirige su padre, ante la duda de "una eventual manipulación de datos electorales" que, de comprobarse, terminaría en un proceso judicial.

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, afirmó que, del análisis del proceso de recolección de datos de las elecciones porteñas, surge "una diferencia terrible" en las cargas realizadas en distintos momentos del escrutinio que de confirmarse representarían una "gravísima" irregularidad.

El presidente del club de fútbol Boca Juniors -rival del jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, de cara al ballottage del 14 de setiembre próximo-, consideró que no le corresponde a él contestar sobre el tema.

Macri, en declaraciones radiales, destacó: "No me corresponde a mí contestar esto, menos cuando fue uno de los comicios más lentos de la historia y más desorganizado de la Capital Federal. Esto le corresponde exclusivamente al Ministerio de Interior", contraatacó.

Por otra parte, el candidato reafirmó que el postergado debate con su adversario de Fuerza Porteña "se realizará el martes que viene en un lugar público, que puede ser una universidad en la que puedan colgar audio y video todos los que quieran transmitirlo", aunque se negó a dar más detalles.

En otro marco, Macri aseguró que no previó una negativa del ex candidato a jefe de gobierno por Autodeterminación y Libertad (AyL), Luis Zamora, a ocupar el cargo de ombudsman de la ciudad, en caso de que él ganara el ballottage del 14 de setiembre, tal como se lo propuso el lunes último.

"No puedo especular con lo que el otro quiera decir o no, lo que muestro es disposición, no pensé más allá", destacó Macri, quien sugirió que su propuesta "mantiene un espíritu, que es la existencia de un mecanismo de control en la ciudad de Buenos Aires que debe estar a disposición de la oposición".

Dejá tu comentario