Según secuestrador, periodista de EEUU "está muerto"

Portada Principal

El militante islámico Ahmed Omar Saeed Sheikh, principal acusado por el secuestro del periodista estadounidense Daniel Pearl, afirmó hoy ante un tribunal que el informador del "Wall Street Journal" está muerto.

"Por lo que sé, Pearl está muerto, de modo que no pienso defenderme", dijo Omar Sheikh en su breve declaración ante el tribunal antiterrorista que lo juzga en Karachi (sur de Pakistán), según informaron fuentes judiciales locales.

Daniel Pearl, de 38 años, desapareció el pasado 23 de enero cerca de Karachi mientras preparaba un reportaje sobre las organizaciones islámicas extremistas.

Omar Sheikh, detenido por las autoridades paquistaníes el pasado martes, no dio detalles ante el tribunal sobre dónde o cuándo fue presuntamente asesinado el periodista.

El detenido llegó al tribunal en un furgón blindado fuertemente escoltado, atado de manos y con la cabeza tapada, y trató de hablar con los periodistas, lo que fue impedido por los policías que le condujeron a la sala del tribunal donde es juzgado.

La prensa no estuvo presente en la declaración por orden del tribunal, que acusó formalmente a Omar Sheikh de secuestro y ordenó que permanezca encarcelado dos semanas más, mientras la policía trata de encontrar a los otros secuestradores de Pearl.

"No fui detenido. Me entregué para evitar el acoso a mi familia", dijo este militante radical islámico nacido hace 27 años en el Reino Unido y con antecedentes por otros secuestros de occidentales.

En 1994, fue detenido en la India, donde estuvo encarcelado durante cinco años por un secuestro en demanda de la liberación de otros militantes islámicos de la disputada región de Cachemira y donde nunca se llegó a celebrar un juicio en su contra.

Fue puesto en libertad en 1999, después de que un grupo de hombres armados secuestraran un vuelo de India Airlines con dirección a Kandahar (Afganistán) y exigiera la liberación de Omar Sheikh y otros dos militantes islámicos presos.

A pesar de lo manifestado por Omar Sheikh, el "Wall Street Journal" expresó en comunicado enviado a otros medios de comunicación su confianza en que el periodista siga vivo.

"Permanecemos confiados en que Danny esté todavía vivo", dice el diario estadounidense en una lacónica nota.

Daniel Pearl desapareció cuando investigaba las actividades de grupos radicales islámicos en Pakistán y su relación con los talibán afganos y la organización Al Qaeda, dirigida por Osama bin Laden.

Fuentes periodísticas concretaron que seguía la pista a los contactos del británico Richard Reid, detenido en diciembre por llevar explosivos en los zapatos en un avión de American Airlines que volaba de París a Miami (EEUU) con 197 personas a bordo.

Cuatro días después de la desaparición de Pearl, sus secuestradores anunciaron que sólo le entregarían a cambio de los paquistaníes capturados por las tropas estadounidenses en Afganistán y encarcelados en la base militar de Guantánamo (Cuba).

El 30 de enero, dieron un ultimátum y aseguraron que Pearl moriría en el plazo de 24 horas si no se atendían sus demandas, en la última noticia que se tuvo de los captores.

En los interrogatorios de la policía, el secuestrador no facilitó ningún dato sobre el lugar donde el informador estadounidense está retenido y se limitó a manifestar que la última vez que habló con sus compañeros lo hizo por teléfono y que entonces Pearl vivía.

Las declaraciones de Omar Sheikh se produjeron un día después de la reunión que mantuvieron en Washington el presidente estadounidense, George W. Bush, y el paquistaní, Pervez Musharraf, en la que trataron del secuestro de Pearl.

Bush dijo ante la prensa que ambos expresaron su "mutuo deseo de que el señor Pearl vuelva a casa sano y salvo" y Musharraf aseguró estar "razonablemente seguro" de que el periodista seguía con vida.

Dejá tu comentario