10 de junio 2005 - 00:00

Sindicalistas, ahora piqueteros

Los estatalesde la CTA deVíctor DeGennaromarcharon ayerhasta elMinisterio deTrabajo enreclamo delibertad sindical.Hubo, unavez más, caosen el tránsitodel centroporteño.
Los estatales de la CTA de Víctor De Gennaro marcharon ayer hasta el Ministerio de Trabajo en reclamo de libertad sindical. Hubo, una vez más, caos en el tránsito del centro porteño.
Ahora no sólo los piqueteros cortan puentes y avenidas. También lo hacen las organizaciones sindicales, amenazando con desbordarse en una ominosa alianza. Ayer fueron los trabajadores no profesionales de los hospitales públicos, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), quienes prosiguieron con el paro de actividades por 48 horas, en reclamo de aumentos salariales, mientras que la CTA, cerrilmente enfrentada al gobierno, realizó marchas de protesta en la Capital Federal y el interior. La resultante a esta movilización fue el habitual caos vehicular en el centro de Buenos Aires a despecho de las advertencias del gobierno. Hoy continuará cuando se repita el corte por cuatro horas en el Puente Pueyrredón, en el límite entre el territorio porteño y la bonaerense Avellaneda.

La medida de fuerza de ATE se inició el miércoles luego de fracasar las negociaciones encaradas entre los representantes sindicales y el área de Trabajo del Gobierno porteño. El paro que afecta a los 33 hospitales porteños acarreó dificultades para los usuarios que ya habían tropezado con inconvenientes en la atención de los servicios habituales.

• Movilizaciones

El plan de lucha también incluyó la realización de movilizaciones conjuntas con los estatales de la CTA, que lidera el burócrata Víctor de Gennaro, hoy enfrentado con el gobierno -alguna vez aliado-, porque se le negó a la CTA el reconocimiento como central sindical.

En cuanto a los alcances y consecuencias del paro, mientras los gremios puntualizaron que se registró «una adhesión de 80 por ciento», desde la Dirección General de Hospitales porteños indicaron que sólo «se resintió» la atención en algunos de ellos. Las autoridades sanitarias aclararon que «se garantizó» la atención «en los casos de urgencias» y «los internados», y que de los 33 hospitales públicos que funcionan en la Ciudad, «se resintieron parcialmente las operaciones en el Rivadavia, Durand, Gutiérrez, Udaondo y Vélez Sarsfield».

Mientras tanto, la combativa CTA, cumplió con una jornada de protesta en reclamo de «libertad sindical» y del otorgamiento de la personería gremial que incluyó la realización de marchas en la Capital Federal y en distintos puntos del país.

Los trabajadores de la CTA comenzaron la protesta con una concentración donde se cruzan las avenidas de Mayo y 9 de Julio, y desde allí se trasladaron hasta la sede del Gobierno porteño. No se podía andar ayer por el centro. Más tarde las distintas columnas pertenecientes a la CTA se movilizaron hasta la sede del Ministerio de Trabajo, en Leandro Alem al 600, terminando la movilización frente al local que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ocupa en Córdoba al 900.

El reclamo es por el otorgamiento de su personería gremial, así como también la universalización de las asignaciones familiares, incrementos de haberes jubilatorios, elevación de los planes sociales a $ 630 y un sueldo inicial de $ 772 para los trabajadores activos.

A la marcha fogoneada por la CTA, se agregaron, además de los empleados no profesionales de los hospitales porteños, grupos pertenecientes al Movimiento Territorial Liberación (MTL), el nuevo aportante a la Central de Trabajadores Argentinos. En un comunicado, señaló como
«un paso importante» el dictamen que consideró «favorable» de la OIT al reclamo de personería gremial de la CTA.

Ocurre que el martes, la Asamblea Anual de la Organización Internacional del Trabajo exhortó a los sindicalistas de la CGT y de la CTA a superar las diferencias por la vía del diálogo, aunque desestimó «totalmente» la aplicación de cualquier tipo de recomendación grave contra la Argentina. El foro laboral internacional también convocó al gobierno a facilitar ese diálogo en el universo sindical.

Por su parte, activistas piqueteros de izquierda y una agrupación sindical combativa decidieron aliarse para protestar en favor de los trabajadores de la salud o sea, estatales.
Anunciaron que hoy realizarán un corte de tránsito en el Puente Pueyrredón durante cuatro horas, lo que prenuncia serios trastornos para el tránsito vehicular.

La protesta será la primera que se produzca luego de que el
martes pasado el gobierno anunciara con pompa que busca frenar los cortes de rutas y avenidas protagonizados por agrupaciones piqueteras y sindicatos.

Esta vez el inicio del piquete en la vía de acceso entre el partido de Avellaneda y la Capital fue anunciado para las 12 y se extenderá hasta las 16, lo que configura una «hora
pico» en materia de flujo vehicular.

El gobierno ya anunció que analiza cambiar la estrategia frente a los piqueteros e imponer mayor presencia policial para controlar su acción y tratar de evitar los serios trastornos que ocasionan los cortes en rutas y calles. Hoy se sabrá si se anima a cumplir su palabra.

Dejá tu comentario