Tabaré desoye quejas y hará planta de celulosa

Portada Principal

Entre Ríos - El gobierno uruguayo rechazó el pedido de Néstor Kirchner para que se suspenda la instalación de dos plantas de celulosa sobre el río Uruguay -en la localidad de Fray Bentos, frente a la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, hasta que se realicen estudios de impacto ambiental y que se analice la alternativa de relocalizar las industrias.

A través del canciller Reinaldo Gargano, el gobierno uruguayo señaló que «no hay aceptación de la acción de no innovar» solicitada por Argentina. Según Gargano, el gobierno argentino «tiene todo el derecho» de formular pedidos, pero «la decisión (de continuar con la instalación de las plantas) ya fue adoptada por el gobierno».

Tal como lo adelantó Ambito-Nacional, el canciller argentino, Rafael Bielsa, había cursado días atrás una comunicación formal al Ministerio de Relaciones Exteriores del Uruguay para pedir que «se evalúe positivamente la aplicación de una medida de no innovar por 180 días» para analizar si las actividad de las plantas podría provocar daños ambientales que afecten la zona del río Uruguay, frente a Entre Ríos.

En esa nota, se planteó la necesidad de «ampliar la documentación, consultar a organismos especializados y a las autoridades de Medio Ambiente» y se propuso al gobierno del socialista
Tabaré Vázquez que se tome como alternativa la posibilidad de reubicar las plantas de celulosa, que generan fuerte polémica en la región. Este pedido reforzó la posición de Néstor Kirchner, quien había manifestado su preocupación por las plantas a Vázquez cuando el 5 de mayo lo recibió en la Casa Rosada.

Dejá tu comentario