17 de enero 2005 - 00:00

También gobernadores analizan sanción por cortes a privatizadas

Como ya lo hizo Néstor Kirchner a nivel nacional, también algunas provincias evalúan aplicar algún tipo de sanciones a concesionarias de servicios -e incluso apelar a la rescisión del contrato por cortes u otros tipos de deficiencias en la prestación.

La semana pasada, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, anunció multas para distribuidoras eléctricas y para Aguas Argentinas. En una sintonía similar se movieron en los últimos días, por caso las provincias de Santa Fe, Salta y Catamarca. Veamos:

En Santa Fe, el gobernador Jorge Obeid criticó a la empresa Aguas Provinciales, concesionaria del servicio de agua potable en esa provincia, por los cortes desatados en las últimas semanas. En este marco, no descartó la posibilidad de aplicar sanciones, aunque aseguró que «es un tema que debe decidir el ente regulador».

Obeid dijo sentirse respaldado por las declaraciones de Kirchner en relación con Aguas Argentinas, «donde les dice que tienen la obligación de prestar el servicio de agua y cloacas y que tienen que cumplir los contratos, porque de lo contrario van a sufrir fuertes sanciones». «Yo hago mías esas palabras que sobre la concesionaria madre ha expresado el presidente de la Nación», enfatizó Obeid.

Según el gobernador, las empresas « participaron del festín del uno a uno y de las privatizaciones» donde «hicieron caja por 10 años». «Se llevaron grandes utilidades y ahora nos hablan sólo de lo que perdieron a partir de la devaluación», dijo.

En Salta, la empresa Aguas de Salta SA deberá efectuar obras complementarias para suplir falencias en el servicio de provisión de agua potable en distintos sectores de la capital provincial, según lo dispuesto por el Ente Regulador de los Servicios Públicos de Salta (ENRESP). Además, la firma deberá efectuar reducciones en las facturaciones equivalentes a servicios no prestados, o a una prestación deficiente.

El organismo adoptó estas medidas tras una reunión con vecinos de los barrios afectados y la concreción de auditorías sobre los sistemas involucradospor parte de profesionales del ente.

Por su parte,
Juan Bazán, de Aguas de Salta, encargada de la concesión del servicio de agua potable y cloacas en todo el territorio provincial, dijo que se abrieron «varios frentes de operaciones para poder cumplir con las expectativas que tienen nuestros clientes en cuanto al servicio que le debemos brindar».

En Catamarca, el ministro de Obras y Servicios Públicos, Juan Acuña, amenazó con rescindir el contrato de concesión de electricidad «si la empresa no corrige la prestación deficitaria», tal como ya lo hizo el gobierno de Eduardo Brizuela del Moral con la concesionaria del servicio de agua.
Acuña aseguró que la Empresa de Energía de Catamarca (EDECAT) «no presta el servicio elemental en forma eficiente y no se
puede negociar el contrato de concesión en esas condiciones de deficiencias en el servicio».

El funcionario enumeró una gran cantidad de reclamos en distintas localidades de la provincia, por las permanentes variaciones en el voltaje y los cortes que perjudican a todos los sectores, tanto al usuario particular como al comercio y a la industria.

Dejá tu comentario