19 de diciembre 2004 - 00:00

Tiro Federal se quedó con el Apertura

Se proclamó campeón del torneo de Primera B Nacional, tras golear a Godoy Cruz de Mendoza por 4-0. Los goles los marcaron Ramírez (2), García y Saad.

Tiro Federal de Rosario Campeón del torneo Apertura de 1ra B Nacional, partido jugado en cancha de Newell´s.
Tiro Federal de Rosario Campeón del torneo Apertura de 1ra B Nacional, partido jugado en cancha de Newell´s.
Tiro Federal de Rosario se proclamó ayer campeón del torneo Apertura de la Primera B Nacional, después de ganarle fácilmente a Godoy Cruz de Mendoza por 4-0, en el estadio de Newell's Old Boys, el mismo escenario de los festejos en el campeonato de primera división.

En seis días, Rosario actualizó con dos legítimas consagraciones el dicho popular que lo postula como "cuna de campeones".

Tiro, una pequeña institución del barrio Ludueña, se adjudicó el derecho a jugar una final ida y vuelta por el ascenso a primera división con el ganador del próximo torneo Clausura, del año próximo.

Si repite la gesta en ese certamen ascenderá en forma directa a la máxima categoría por primera vez en sus 99 años de historia.

Después de la irregularidad demostrada en el tramo final del campeonato, Tiro aseguró el Apertura con una rotunda goleada construida con dos tantos de Rubén Ramírez, en el primer tiempo, Javier García y Matías Saad, en el segundo.

Los rosarinos terminaron en el primer puesto con 36 unidades, dos por encima de Huracán, que igualó con Talleres de Córdoba (1-1) y cuatro sobre Nueva Chicago, que no logró vencer a Belgrano, en Córdoba (0-0).

La flojísima tarde de la defensa de Godoy Cruz facilitó el prematuro desenlace en una tarde que se presumía dramática por la multiplicidad de resultados posibles.

Un soberbia producción de ataque de Tiro Federal transformó en intrascendente las noticias que llegaban desde Parque de los Patricios y Córdoba, donde Huracán y Nueva Chicago jugaban sus chances de campeón.

Ramírez, goleador del Apertura con 12 tantos, abrió el camino a la consagración a los 10 minutos cuando capitalizó en el área un rebote entregado por el arquero Diego Pozo, tras un disparo seco y cruzado de Javier Yacuzzi.

Desde entonces, Tiro Federal, sin presiones, elaboró una victoria inobjetable con el excluyente protagonismo de sus jugadores más finos en el trato de la pelota: Romano, García y el propio Ramírez.

El toque corto y preciso en velocidad del equipo rosarino desbordó a una estática defensa mendocina que, por momentos, desnudó errores groseros.

Antes del descanso, una nueva combinación de la dupla de ataque del campeón puso a Ramírez de cara al segundo gol que ya insinuaba el final del partido y el campeonato.

La segunda parte sólo sirvió para profundizar las distancias y para el lucimiento de un equipo que empezó la temporada con modestas aspiraciones y sorprendió a propios y extraños en el transcurso de las fechas.

A los 4', Tiro logró el tercer gol después otro regalo del adversario que le permitió a García recorrer en soledad los últimos 15 metros del campo con la pelota dominada y convertir a centímetros de la línea de gol.

Desde entonces, la fiesta del campeón tuvo su epicentro en los alrededores del campo de juego con una parcialidad que enloquecía en la tribuna superior del estadio y un plantel se fundía en abrazos del otro lado de la línea de cal.

El cuarto gol, del ingresado Saad, fue el corolario de la tarde perfecta, en la que Tiro salió del anonimato y se colocó en el umbral de la primera división.

Dejá tu comentario