Violencia en Río de Janeiro: Asesinan a director de penal

Portada Principal

El director de seguridad de Bangú III, una de las mayores cárceles de Río de Janeiro, fue asesinado a balazos el martes por la noche, por cinco sicarios que lo atacaron a balazos cuando estaba en su automóvil.

Abel Silverio fue atacado por al menos cinco encapuchados que se movilizaban en dos automóviles, y que lo balearon con fusiles y escopetas mientras circulaba por la Avenida Brasil, en la zona oeste de Río, a bordo de su vehículo.

Herido gravemente, el director del penal perdió el control del automóvil, que chocó con un autobús y se detuvo en un costado de la avenida.

Los sicarios bajaron de sus vehículos y lo "remataron".

Silveiro, que era casado y tenía dos hijos, era el director de la unidad donde el 28 de julio fue asesinado el traficante Marcio Amaro de Oliveira, alias Marcinho VP, líder del tráfico en las favelas del Morro Dona Marta.

El lunes, Silveiro había tenido que testificar ante la justicia en la investigación por la muerte de Marcinho VP, que fue estrangulado y su cadáver arrojado a un bote de basura, pero fuentes judiciales dijeron a la agencia Globonews que no había hecho ninguna revelación en particular.

En la misma Avenida Brasil fue asesinado a balazos, 12 días atrás, el coordinador de Seguridad de los penales de Bangú, Paulo Roberto Rocha.

El secretario de Administración Penitenciaria, Asterio Pereira dos Santos, reveló hoy que Silveiro ya habían sido amenazado de muerte, pero no había pedido custodia ni auto blindado, a los que tenía derecho.

Para el funcionario, el crimen está relacionado con las medidas de control instaladas en el sistema penitenciario, uno de los de máxima seguridad del país, como la instalación de bloqueadores de celulares en Bangú.

En Bangú 3 hay 790 presos, todos ligados a la facción criminal Comando Vermelho (Rojo), los narcotraficantes más peligrosos y amenazados por sus rivales de la otra banda que les disputa el tráfico en la ciudad, el Tercer Comando.

Dejá tu comentario