14 de abril 2002 - 00:00

Vnce mañana plazo para comprar autos y casas

Los poseedores de plazos fijos atrapados en el corralito tienen hasta mañana como último día para utilizar ese dinero con el fin de comprar autos o inmuebles. A pesar de los pedidos de prórroga formulados por las concesionarias y las inmobiliarias, fuentes del Banco Central indicaron que se mantiene mañana como último día para comprar bienes registrables con el dinero cautivo.

El viernes último, la Cámara Inmobiliaria Argentina presentó un petitorio al Banco Central y al Ministerio de Economía para que se amplíe hasta el 31 diciembre de este año el plazo para comprar y vender bienes registrables con los fondos retenidos en el corralito.

La Cámara pidió que se prorrogue el plazo hasta el 31 de diciembre teniendo en cuenta que es factible que los bancos puedan devolver el dinero retenido a sus ahorristas a partir del 2 de enero del 2003, de acuerdo con la disposición emitida el 4 de este mes por el Banco Central, ya que "de esta manera se empalmarían las fechas y habría una continuidad", aclaró el titular de la cámara, Héctor D'Odorico.

La medida, que autoriza la adquisición de inmuebles o bienes registrables con los plazos fijos reprogramados, fue dispuesta por el Banco Central el 19 de febrero, pero recién fue puesta en marcha en el circuito bancario el 20 de marzo, por lo que "el plazo para hacer operaciones fue muy exiguo", explicó D'Odorico.

 "Tenemos que hablar de aproximadamente 20 días efectivos y en ese lapso nadie puede comprar o vender un departamento. Además, los bancos nos pusieron infinidad de trabas en este tiempo para la resolución de las operaciones", agregó.

Desde la entrada en vigencia de esta disposición apenas se realizaron 3.958 ventas, y de las 1.952 solicitudes que hubo para poder cancelar hipotecas, sólo se pudieron concretar 139.

"Con la imposibilidad de hacer operaciones con el dinero retenido, en los bancos se le está robando el futuro a todos los compradores de inmuebles. Asimismo, tenemos muchas transacciones postergadas que no se concretarán porque no alcanza el tiempo de acá al lunes para finalizar la operatoria simultánea de compra y de venta", puntualizó el representante de los martilleros.

En enero de este año se llevaron a cabo 6.241 operaciones de compra-venta de inmuebles, cifra muy inferior al mismo mes de 2001 cuando se firmaron 9.185 boletos.

En tanto, las concesionarias de automóviles también pidieron a las autoridades, tal como lo hicieron las inmobiliarias, que se prorrogue el plazo para la compra de autos con el dinero cautivo en el corralito financiero, donde la operatoria movilizó cerca de 400 millones de pesos.

Los empresarios aseguraron que de los 400 millones de pesos movilizados en la venta de autos, 320 millones surgieron del dinero del corralito, en tanto que estimaron que en
marzo último se vendieron 16 mil unidades.

"Nosotros pedimos prórroga y sugerimos que se extienda hasta fin de año. El resultado de la venta de coches con el dinero del corralito fue muy bueno. En marzo de este año vendimos con el dinero cautivo en los plazos fijos casi lo mismo que en marzo del año anterior", describió Guillermo Dietrich, titular de la Cámara Concesionario Automotor.

"El ochenta por ciento de las operaciones se hizo merced al dinero del corralito", expresó. Dijo que los autos promedio que más se vendieron "son de 1.870 centímetros cúbicos, equipados con dirección y aire acondicionado, que promedian un costo entre los 23 y 24 mil pesos".

Respecto al comportamiento de los bancos para facilitar las operaciones, dijo que "fuimos aprendiendo juntos. Juntamos voluntades y se corrigieron demoras. Estamos casi bien", graficó.

"Nuestra cámara también solicitó que el corralito se extienda también a autos usados, porque no hay cero kilómetros que cuesten 7 u 8 mil pesos y mucha gente que tiene ese dinero en el corralito está dispuesta a comprar un coche usado", expresó.

En tanto, Horacio de Lorenzi, director de la Asociación de Concesionarios de Autos (ACARA), dijo que "el plan efectivamente dio comienzo los primeros días de marzo, que fue cuando los bancos ya se habían adaptado el tema" expresó y cuantificó que en el mes último "se vendieron 16 mil unidades, contra 16.842 del período anterior, que fue una época más normal".

Opinó que la venta de autos movilizó 400 millones de pesos, 320 de los cuales salieron del dinero cautivo en el corralito, y cerca de 210 millones de pesos ingresaron al Estado en función de impuestos".

Dejá tu comentario