Edición Impresa

Postergan juicio oral por escuchas ilegales a 2019 (lejos de campaña)

Tribunal oral dispuso que juzgamiento pase recién para febrero de 2019. Alegó “congestión” de causas. Comienzo de jury a uno de los jueces en el Consejo de la Magistratura agregó indefinición.

No sólo el kirchnerismo iba a tener que atravesar la campaña electoral enfrentando los cuestionamientos porque sus principales figuras se encuentran actualmente involucradas en causas judiciales abiertas por hechos de corrupción. El desarrollo de un juicio oral y público por la denominada causa de las escuchas ilegales en la Ciudad de Buenos Aires podía llegar a incomodar al oficialismo en plena elección, pese a que el presidente Mauricio Macri fue desvinculado del caso y logró revertir su procesamiento una vez que accedió a la Casa Rosada. Ese juicio -con todos los pasos preparativos cumplidos- iba a comenzar el próximo 5 de septiembre. Eso no sucederá. Con diversos argumentos, que van desde la congestión de causas hasta el posible juicio político a uno de los jueces encargados del juzgamiento de los implicados, el Tribunal Oral Federal N° 5 dispuso que recién el 7 de febrero de 2019 estará en condiciones de iniciar el debate, lo que patea la cuestión bien lejos de que quede mezclada con la discusión electoral.

El expediente de las escuchas ilegales -fraguadas a través de dos jueces de la provincia de Misiones y con intervención de la ex-SIDE- fue elevada a juicio por el juez Sebastián Casanello el 7 de marzo de 2014, con la novedad de que entre los 11 implicados en una presunta asociación ilícita para intervenir teléfonos de forma subrepticia dentro de la estructura gubernamental porteña, Macri quedaba excluido a la espera de realizar medidas de prueba complementarias. El 29 de diciembre de 2015 fue sobreseído, decisión ratificada por la Cámara Federal seis meses más tarde, con lo que quedó definitivamente afuera del juicio. Sin embargo, el exespía que revistaba en el Ministerio de Educación, Ciro James; los exjefes de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios y Osvaldo Chamorro; el extitular de la cartera educativa porteña, Mariano Narodowski; el destituido juez federal de Misiones, José Luis Rey; su exsecretaria Mónica González; y cinco expolicías federales misioneros, encabezados por Diego Guarda, continuaron rumbo a juicio. A todos ellos se los responsabilizó por haber introducido números telefónicos en expedientes judiciales para ordenar pinchaduras que eran recolectadas por James, cuya fachada era trabajar como abogado bajo las órdenes de Palacios. El caso persiguió a Macri durante toda la campaña presidencial 2015 a la que arribó procesado pese a que luego la Justicia dispuso que no había pruebas de que hubiese ordenado espiar a su excuñado, el parapsicólogo Néstor Leonardo, quien falleció a principios de este año. También fue aprovechado por la oposición para esmerilar la decisión de poner a Palacios al frente de la Metropolitana, quien ya está enfrentando un juicio acusado de haber participado en el encubrimiento de la causa AMIA.

Rumbo a 2019

Pese a quedar fuera del radar, el inicio de ese juicio estaba previsto para el 5 de septiembre y el TOF N° 5 ya había llevado adelante todas las medidas preparatorias como el ofrecimiento de prueba. Allí se detalló el listado de testigos y pruebas que fiscalía y defensa tendrían previsto incorporar durante el proceso. Y se ratificó la fecha de inicio. Pero la semana pasada, el tribunal integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Oscar Hergott suscribieron una "providencia" detallando los motivos por los que no se llevaría adelante. "Y reflejado lo dicho hasta aquí, el estado de congestión en que se encuentra la agenda del tribunal, lo cual impone la consecuencia de suspender la audiencia de debate fijada a fs. 16564/5, y señalar para dar inicio al debate en estos actuados el día 7 de febrero de 2019, a las 10:00 horas", fue el párrafo definitorio de la cédula que se les envió a las partes para anunciar la postergación por casi dos años del comienzo del juicio.

Jury contra el juez

Al complejo escenario se le agrega el comienzo de un delicado proceso disciplinario contra Hergott. Acumula denuncias en el Consejo de la Magistratura que comenzaron a activarse en formato de juicio político la semana pasada con su citación para dar explicaciones en el marco de acusaciones por acoso sexual y maltrato laboral. Empleadas y hasta su colega Palliotti (lo que es inusual entre magistrados) declararon en su contra, por lo que el 1 de agosto deberá presentar su descargo al Consejo ante el riesgo de que avance su proceso de destitución por mal desempeño de sus funciones. Uno de los instructores fue el representante del Poder Ejecutivo Juan Bautista Mahíques, quien elaboró un dictamen de 56 páginas con los cargos contra Hergott. Lo cierto es que las declaraciones testimoniales en este expediente se vienen recibiendo desde diciembre del año pasado cuando cobraron vigor las denuncias con testimonios que complican la situación del juez. En concreto, el TOF N° 5 atraviesa un huracán en momentos en que no sólo debía accionar el juicio por las escuchas, sino culminar finalmente uno de los mayores procesos por delitos de lesa humanidad, denominado ESMA II. Ese juicio tiene el raro privilegio de ser el más largo en la historia judicial argentina, ya que está próximo a cumplir 4 años de audiencias.

De acuerdo con este nuevo cronograma, el expediente cumplirá una década desde que se ventilaron los hechos hasta que se enjuicien las responsabilidades penales de los implicados, que habían salpicado de lleno a la estructura porteña gobernada por el PRO.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario