Edición Impresa

Precios: empresarios condicionan ya la continuidad de acuerdo

Desde que se cerró el pacto por 64 productos esenciales la divisa subió 7,3% con relación al peso. Supermercados no se hacen responsables.

El fuerte salto de la cotización del dólar que se produjo desde el miércoles 17 compromete seriamente el “pacto de caballeros” que ese día firmó el Gobierno con 16 empresas de alimentos para contener el precio de 64 productos considerados esenciales. La idea del acuerdo era mantener los valores de esos bienes por seis meses. A cambio, el Gobierno se comprometía a contener el precio del dólar. Precisamente, esa parte del entendimiento entre caballeros no se estaría cumpliendo. Desde el día en que el presidente Mauricio Macri fue a visitar a una vecina de un barrio popular para explicarle la medida, la divisa estadounidense devaluó 7,3%. El salto es tan fuerte que resulta inevitable que las empresas ahora pidan trasladar a los precios el incremento desmesurado de sus costos.

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, aseguró oportunamente que el acuerdo “está sujeto, en cada caso y en cada empresa según la incidencia que tengan los insumos importados, a determinadas fórmulas”.

En rigor, el pacto no incluye un congelamiento. De hecho, la palabra ha sido totalmente erradicada del vocabulario de los funcionarios. Los contratos que tuvieron que firmar las empresas indican solamente que existe un compromiso para mantener los valores por el plazo indicado, pero que a pedido de las partes, se pueden revisar. Ese escenario es el que ya estaría ocurriendo a apenas poco más de una semana de suscripto. Por ejemplo, en la lista la empresa Arcor puso un cacao en polvo a $26,77. El insumo es importado, con lo que seguramente se tenga que ajustar el valor. Del mismo modo todos los productos a base de trigo, desde el pan, pasando por la harina hasta los fideos, cuya cotización internacional es en dólares. En todo caso, para que no se produzca el traslado, el Gobierno tendría que mostrar alguna medida que haga bajar el dólar para evitar el “pass through”. Varios de los que firmaron su compromiso con los precios esenciales habían deslizado la queja de que al haber un producto por empresa, los que no habían entrado iban a tener la libertad de ajustar valores, mientras ellos iban a quedar atados al pacto.

El presidente de la Cámara Argentina de Supermercados, Ricardo Zorzón, estimó que “los ‘Precios Esenciales’ no aumentarán por la suba del dólar”, y consideró que servirán para recuperar el consumo. “Cuando uno tomó el compromiso tiene que cumplirlo”, dijo Zorzón al procurar liberar de responsabilidad a los canales de venta de cualquier incremento que se pueda producir. “No creo que por la suba del dólar aumenten los ‘Precios Esenciales’. Son sólo 60 productos, los otros subirán acorde con la inflación”, explicó.

Otro elemento que entra en juego es el del combustible. La Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) consideró que la industria petrolera debería esperar que el mercado alcance un nueva estabilidad cambiaria para fijar alzas en los precios las naftas, en un contexto de retracción de la demanda. “Con un dólar en alza y en una jornada de alta incertidumbre, resulta difícil establecer cuál será el alcance del nuevo aumento, pero se descuenta su próxima aplicación”, afirmó el presidente de Cecha, Carlos Gold.

Mientras tanto, la Secretaría de Comercio Interior incrementó en 32% la unidad de valor para calcular las multas que se podrían aplicar a través del decreto de necesidad y urgencia de Lealtad Comercial. Allí se dispone que las penalidades económicas podrían ir en un rango desde 1 a 10 millones de unidades móviles determinadas por la Ley de Defensa de la Competencia. Ese valor hasta ayer era de 20 pesos, y fue subido a $26,40, de manera que una multa máxima pasó de $200 millones a $264 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario