Edición Impresa

Preocupa a la Fed el prolongado "shutdown" en Estados Unidos

La parálisis de Gobierno, que finaliza su tercera semana, es la más extensa en la historia del país. El presidente Donald Trump suspendió su participación en el Foro de Davos por el conflicto.

Washington - Una parálisis prolongada del Gobierno federal estadounidense podría tener un “efecto considerable” en la primera economía del mundo, alertó ayer el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

Mientras que la mayoría de los cierres anteriores fueron bastante cortos y no afectaron a la economía en su conjunto, Powell dijo que si hay “un cierre prolongado”, esto “tendrá un efecto considerable en los datos”.

El “shutdown” comenzó a finales de diciembre cuando el presidente Donald Trump se negó a firmar un acuerdo presupuestario a menos que el Congreso acordara asignar 5.000 millones de dólares para un muro fronterizo.

Hace tres semanas que cerca de 800.000 trabajadores federales, incluyendo controladores de tránsito aéreo y miembros de la guardia costera no reciben sus salarios.

“En el corto plazo, si los cierres del Gobierno no duran mucho, en general no dejan una gran marca en la economía”, dijo Powell.

El jefe de la Fed también se mostró preocupado por la falta de estadísticas económicas clave durante el cierre del Gobierno, que la organización utiliza para tomar la temperatura de la economía.

El bloqueo afecta a los datos de gastos de la construcción, el de los pedidos industriales y, sobre todo, al de la balanza comercial, previsto inicialmente para el miércoles pasado. Una cifra especialmente sensible para los mercados debido a la guerra comercial emprendida por Trump contra China.

Ayer, el mandatario canceló su viaje al Foro de Davos, programado del 21 al 25 de enero, a causa de la parálisis presupuestaria.

“A causa de la intransigencia de los demócratas sobre la seguridad en la frontera y la importancia de la seguridad en nuestro país, cancelo respetuosamente mi importante viaje a Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial”, escribió en un tuit.

Estaba previsto que Trump hiciera una breve comparecencia en el foro anual.

El republicano considera necesario el muro para detener lo que llamó una crisis nacional de crímenes violentos causada por la inseguridad en la frontera sur. Los demócratas aseguran que no resuelve los problemas de inmigración y critican que es solo una treta política para satisfacer a las bases de derechas del presidente.

Trump martilló la amenaza de que, si los demócratas no ceden, declarará la emergencia nacional para concederse a sí mismo el poder de saltarse el voto del Congreso.

“Si no llegamos a un acuerdo, creo que me sorprendería” que no declare una emergencia nacional, afirmó ayer.

Analistas advierten que esta decisión sería impugnada en los tribunales por extralimitación presidencial, por lo que el proyecto del muro podría quedar bloqueado.

Sin embargo, este proceso le daría al presidente credibilidad política ante sus bases, ya que demostraría que hizo lo que pudo para construir el muro. En ese momento, Trump podría poner fin al cierre parcial del Gobierno.

Agencias AFP y Reuters, y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario