Política

Presentación de un nuevo sello de colección

GATO. La épica travesía de casi 4 años, de Gato y Mancha, dos caballos Criollos que unieron Buenos Aires con Estados Unidos, mereció ahora el reconocimiento del Correo Argentino que emitió un nuevo sello postal coleccionable. El hecho justificó la reunión en la sede de los criollistas, en Recoleta, que presidió el titular del Correo, Luis Freixas Correa, acompañado por el dueño de casa, Raúl Etchevehere y el Capitán de Granaderos, Benavídez que dio datos interesantes. Por ejemplo, que uno de los 4 escuadrones del tradicional regimiento, y con el que además se hace equinoterapia (por su mansedumbre) es de Criollos gateados; mientras que otros dos son mestizos y el último de Cuarto de Milla. Gato y Mancha, que en 1925 cuando partieron desde El Cardal de Solanet, tenían 12 y 14 años respectivamente. Y, después de casi 22.000 km, el suizo Aimé Tschiffely arribó a EE.UU. donde fueron recibidos en la Casa Blanca, mientras que en Nueva York la recepción marcó época. Entre autoridades y criadores históricos, obviamente estaban Miguel (veterinario) y Manuel (economista) Solanet, herederos de aquella gesta ahora histórica, “aunque también es rentable”, como explicó Freixas Correa, al explicar que “solo en el país, hay más de 4.000 coleccionistas, además de los del exterior”, para una edición de 10.000 ejemplares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario