Economía

Prevén que en 2020 la soja aportaría 10% menos al PBI

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirma que la producción de la oleaginosa caería un 7,4%, en un contexto de retroceso de precios internacionales. También las exportaciones bajarían un 12%.

Según las estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para la próxima campaña agrícolas, la cadena sojera aportaría en su conjunto 14.292 millones de dólares al PBI argentino en 2020, lo que se traduce en un retroceso del 10% respecto a la actual campaña.

La entidad detalla que esto se explica en su mayor parte por una disminución de las cantidades de producción en relación con la campaña 2018/2019 y en menor medida por un escenario de menores precios internacionales.

Básicamente la Bolsa porteña detalla que la siembra de la oleaginosa alcanzaría los 17,4 millones de hectáreas, es decir, 200.000 mil hectáreas más que en el ciclo anterior. Aunque de concretarse los pronósticos, la producción total sería de 51 millones de toneladas, registrando una baja interanual del 7,4%.

De todas formas, esta cadena continuará siendo la más importante, explicando el 46% del Producto Bruto de las Cadenas Agrícolas (PBA).

Un punto importante a remarcar es que para esta nueva campaña se prevé una mayor participación del área sembrada con soja de segunda, como consecuencia a la expansión de la superficie implantada con trigo. El área ocupada con doble cultivo (trigo-soja de segunda) aportaría el 33% de los 17,6 millones de hectáreas proyectadas, alcanzando un nuevo récord para esta modalidad de siembra. Es importante aclarar que, dado que el rendimiento potencial en soja de segunda es inferior a sojas de primera, una mayor partición de superficie con doble cultivo genera una menor expectativa de rendimiento promedio nacional a cosecha.

En este marco la entidad también adelanta: “El menor volumen producido y el menor precio de la soja, producto del complejo contexto internacional, afectarían negativamente al resto de las variables económicas para esta campaña. Se presentarían reducciones del 15% en la recaudación fiscal, 10% en la inversión y 12% en las exportaciones, alcanzando para la campaña 2019/2020 los siguientes valores en millones de dólares para todo el complejo sojero: 6.146 de recaudación fiscal, 5.917 de inversión y 16.493 de exportaciones”.

Lo cierto es que la próxima campaña agrícola tampoco se presenta muy positiva para los agricultores locales porque se esperan mayores costos de producción y pocas posibilidades de incremento en los precios internacionales.

Para la campaña 2019/2020 los precios de la cosecha de soja están por debajo de los precios de la campaña previa. En particular, hacia fines de septiembre la diferencia interanual en los futuros de soja a mayo 2020 muestra una caída cercana al 5%.

Además, a partir de los planteos productivos y el uso de tecnología relevados por el ReTAA (Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada) en las distintas zonas productivas del país, se observa que para la campaña 2019/2020 también se presenta un aumento de los costos directos para la soja de entre 4% y 10%, aunque se mantiene la distribución entre zonas.

Así lo detalla la Bolsa de Cereales: “Con menores precios a cosecha y aumento de los costos directos para la campaña 2019/2020, los márgenes brutos para todos los cultivos tienen un descenso más que importante. En el caso de soja, el margen bruto, pasó de entre 250-600 dólares por hectáreas (u$s/ha) para la campaña 2018/19 a 80-340 u$s/ha para la campaña 2019/20”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario