Economía

Primera suba en lo que va del año

Se podrá decir casi cualquier cosa del mercado que nos toca (pasando de extremos como que es bajista, hasta que es alcista), pero lo que nadie se atreve a sugerir es que sea "emocionante", aun cuando la de ayer haya sido lo más parecido a una "auténtica suba" para lo que va de 2007. Arrastrándose en territorio perdedor durante las primeras cuatro horas de operaciones (lo más que llegó a ceder el Promedio Industrial fue 0,49% a los veinte minutos de sonar la campana de largada), y a pesar de cerrar apenas a nueve puntos del máximo de la rueda, ni los 12.442,16 puntos en que se estacionó el Dow, ni 0,21% que ganó durante la jornada, permiten suponer nada parecido al optimismo.

  • Lanzamiento

  • Algo distinto (aunque tampoco tanto) es lo que se está viviendo en estas horas en el NASDAQ, donde el lanzamiento del iPhone parece haber despertado ciertas ambiciones que llevaron a que los inversores (no queriendo perderse esta oportunidad) comenzaran a apostar no sólo por el creador del adminículo (Apple, que ayer ganó 4,6%) sino por los proveedores de la nueva tecnología, lo que benefició directamente a Intel (superado en el panel Dow sólo por Alcoa que "voló" 6% -sumó más de la mitad de los 25 puntos que ganó el Industrial- tras presentar un balance mejor a lo esperado por los analistas), Marvel Technology, Nividia, etc. Pero atención, que si bien 0,63% que sumó ayer el indicador del mercado tecnológico no es despreciable, obedece más a una cuestión puntual que a un verdadero vuelco hacia los integrantes del sistema electrónico. Tal vez la mejor muestra de la "debilidad" que todavía cunde en el mercado sea que a pesar del desplome del precio del petróleo (cerró en u$s 54,02 por barril, el mínimo desde el 10 de junio de 2005) las empresas de transportes (aerolíneas, beneficiadas por alguna nueva fusión aparte) apenas si alcanzaron a ganar 0,19%. Conclusión: no tan malo como antes, pero tampoco mucho mejor.

    El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

    Dejá tu comentario