Ambito Nacional

Privados del interior pilotean plus acordado con la CGT

El impulso del pago de un bono de 5 mil pesos a trabajadores del sector privado alentado por Mauricio Macri sigue levantando polvareda en cámaras empresarias de las provincias, que advierten sobre las graves dificultades -o, la imposibilidad, en muchos casos- de hacerle frente.

“Si bien será muy dificultoso para las pymes afrontaremos la situación, aún siendo que ésto complica las finanzas de cada empresa”, aseguraron desde la Federación Económica de Mendoza.

Por su parte, el directivo chaqueño de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González, dijo que las pymes de la provincia “pagarán 5.000 pesos a cuenta de futuros aumentos, en tres o cinco cuotas”. El dirigente hizo hincapié en que entre el sector sindical y empresarial “se acordó que no habrá un bono, sino un aporte obligatorio de 5 mil pesos de recomposición salarial no remunerativo, en cuotas y a cuenta de la paritaria”. “CAME en todo momento estuvo diciendo que es imposible pagar, y no porque no quisiéramos”, agregó, y remarcó que “la única solución fue la de tomar ese dinero de parte de aportes salariales o a cuenta de futuros aumentos”.

En tanto, el vicepresidente de la Unión Industrial de Catamarca, Raúl Colombo, advirtió que las empresas locales “no tienen recursos para pagar el bono” y remarcó que fue “una medida inconsulta”. “Todos reconocemos que la gente necesita esta inyección para poder vivir mejor, pero la situación de las empresas es crítica”, enfatizó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario