Economía

Privados sostienen que el país podría emular a Turquía en los 2000

La situación que se recibirá en 2020 es similar, considerando los niveles de inflación, déficit y otras variables. Con el apoyo del FMI, se logró salir a flote.

“La gestión que asumirá en 2020 heredará una situación algo similar a la que enfrentó Turquía en los 2000”. Así lo indicó un informe de la consultora Analytica, al señalar que en 1999, ese país tenía una inflación del 65% anual, un déficit fiscal del 12%, con una deuda pública del 55% del PBI y una tasa de política monetaria del 110% nominal, mientras que la economía caía al 3%. Esta situación luce bastante similar a la argentina, pero en 2008, luego de 3 renegociaciones con el FMI, la economía turca crecía sostenidamente a un ritmo del 5% con un 5% de inflación.

De acuerdo con la consultora, “en 2004, Turquía tenía 4 puntos de déficit en cuenta corriente sobre el producto, desde un superávit de 2% en 2001. En este lapso, las reservas bajaron desde 5 a 4 veces el nivel de importaciones, mientras que la volatilidad del tipo de cambio nominal bajó tendencialmente y el tipo de cambio real se mantuvo estable entre puntas”. Con estos indicadores, “la economía creció y el desempleo se mantuvo estable. La inflación se redujo del 60% al 5%-10%, con metas implícitas de inflación”.

Para alcanzar estos objetivos, fue necesario que las autoridades se comprometieran a defender la moneda nacional a través del control de la volatilidad del tipo de cambio. Analytica manifestó que Argentina podría replicar algo similar, con un empujón del FMI para poner la economía en marcha. “Con esos recursos (del Fondo), se podría instrumentar un fondo de estabilización para el tipo de cambio nominal en un marco de reformas orientadas a reducir la inflación”.

La consultora sostuvo que la inflación alcanzó un pico del 75% en 2001 y desde ese año, bajó tendencialmente hasta el 5%-10%. Además, el tipo de cambio real se mantuvo estable entre puntas. En tanto, la tasa de interés interbancaria tuvo picos entre 2000 y 2001, pero se ubicó por debajo de la inflación en 2002. En 2003 y 2004, la tasa real se mantuvo positiva. El desempleo subió del 6% al 10% entre 2000 y 2002, para mantenerse en dicho nivel. En este marco, la economía tuvo una fuerte recesión en 2001, pero luego creció en torno al 6% entre 2002 y 2004.

Durante el período, se implementaron diversas reformas estructurales, indicó la consultora. Entre ellas, una reforma previsional, un cambio en las condiciones de la deuda pública por mercado, sin canjes, sin reperfilamientos, bajo la tutela del FMI. También se realizaron reformas en el sistema bancario y financiero, en particular poniendo bajo control la laxitud de los bancos públicos, una reestructuración de deuda corporativa y una persistente política monetaria y fiscal restrictiva.

Analytica realizó algunas recomendaciones de política. Señaló que “la negociación con el FMI debe enfocarse en lograr una reducción en la volatilidad del tipo de cambio nominal en un contexto de controles de capitales al ingreso y bandas cambiarias angostas” y que “la postura de la política fiscal debe ser mantenida, aunque no profundizada severamente”. Manifestó que “el objetivo de las autoridades en 2020 debe ser sacar a la Argentina de la zona del 60%-70% de inflación a un régimen de inflación moderada, en torno de 35%. Y que esto se podría implementar con un esquema de bandas de agregados coordinadas con las bandas de tipo de cambio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario