Edición Impresa

Producción automotriz cayó 19% en noviembre

Noviembre fue el tercer mes consecutivo con retroceso en la fabricación de 0 km. Por sobrestock de unidades, el comienzo de 2019 también será malo.

La producción automotriz bajó por tercer mes consecutivo, al registrar en noviembre una caída del 18,6% contra igual período de 2017, mientras las ventas mayoristas al mercado interno se desplomaron un 57,9% en la misma comparación, informó ayer la Asociación de Fábricas de Automotores de la Argentina (ADEFA).

El sector exportó 26.048 vehículos, es decir, un 18,2% más respecto del mes anterior, y un 36,2% por sobre el volumen registrado en noviembre de 2017. Esto se debe a la mejora de Brasil, que es el principal mercado de los 0 km argentinos. La mayor demanda de ese país, sumada a la mejora de competitividad que provocó la devaluación del peso, sirvió para compensar la caída del mercado interno.

En el acumulado anual, el análisis puntualizó que las terminales exportaron unos 246.413 vehículos, lo que arrojó un crecimiento de 28,8% respecto de los 191.385 autos que fueron enviados a diversos mercados en el mismo período del año pasado.

En noviembre, la producción nacional de vehículos fue de 36.808 unidades, un 4,8% menos respecto de octubre y un 18,6% por debajo del desempeño del mismo mes del año pasado.

Se trató así del tercer mes consecutivo con tendencia negativa, ya que en octubre había caído 11,8%, al tiempo que en septiembre lo había hecho un 20,6%.

El estudio aclaró que en el balance mensual hubo un día hábil menos que octubre, aunque se llegó al mismo volumen de producción por día.

Entre enero y noviembre, el sector automotor produjo 446.174 unidades, lo cual representó un avance de un 1,4% respecto de los 440.128 fabricados en ese lapso del año anterior, resaltó la cámara empresaria que reúne a las terminales.

El informe también se refirió a las ventas mayoristas y señaló que el sector comercializó 33.095 unidades, volumen que se ubicó 11,1% por debajo del registro de octubre anterior y 57,9% menos si se lo compara con noviembre del año pasado.

“Con un total de 633.398 vehículos comercializados entre enero y noviembre, el sector registró una baja interanual de 20,2% en lo que respecta a ventas mayoristas totales”, subrayó el sondeo.

La mala performance del mercado interno obligó a varias terminales a mantener suspensiones de personal desde hace varios meses. Esto es consecuencia del abultado stock de unidades que existe en fábricas y concesionarias. Se calcula que hasta marzo todavía se mantendrá el excendente de vehículos para la demanda actual. Es importante lo que suceda en Brasil, con la asunción de Jair Bolsonaro, ya que una aceleración de la mejora económica de ese país será clave para las plantas locales.

El lado positivo es que algunas empresas están logrando exportar sus vehículos a nuevos mercados, lo que reduciría la “brasildependencia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario