Edición Impresa

Producción industrial cayó 7,3% en febrero (según dato de FIEL)

Los datos confirman fase recesiva, aunque en comparación con enero el IPI mostró un avance del 1,7%, excluyendo factores estacionales.

La producción industrial anotó en febrero una merma del 7,3% interanual, acumulando una caída del 8,4% en el primer bimestre, indicó ayer un informe de la Fundación FIEL. En tanto, en relación con enero, el Índice de Producción Industrial (IPI) avanzó un 3% incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen, la actividad aumentó un 1,7%. La consultora indicó que en el mes “con excepción de los despachos de cigarrillos, todas las ramas mostraron una caída interanual”, pero “se han registrado algunos datos positivos, como en el caso de la producción de vehículos utilitarios y los despachos de cemento”.

FIEL recordó que en medio del contexto recesivo, “en los últimos meses, varias actividades modificaron el usual cronograma de paradas técnicas”. A nivel de ramas, en los primeros dos meses del año, la producción de papel y celulosa registró una mejora del 1,1% interanual, siendo la única rama que finalizó en terreno positivo. Entre las caídas, se destacaron las bajas de la producción automotriz (-22,3%), Insumos químicos y plásticos (-14,3%), metalmecánica (-11,8%), y la producción de minerales no metálicos (-10,8%). Por debajo del promedio terminaron Petróleo procesado (-6,9%), Siderurgia (-6%), Insumos textiles (-5,7%), Alimentos y bebidas (-1,8%) y los Despachos de cigarrillos (-1%).

Siguiendo la clasificación de las ramas industriales según el tipo de bienes, los bienes de consumo durable (-18,4%) lideran la contracción en el primer bimestre. Los de uso intermedio acumulan un retroceso del 10%, mientras que los bienes de capital, del 9,6%. En tanto, los bienes de consumo durable retrocedieron 1,7%. “Para todos los tipos de bienes se moderó el ritmo de caída respecto a lo observado en enero, al tiempo que se registran mejoras en las mediciones desestacionalizadas, con excepción del caso de los bienes de capital”, sostuvo FIEL.

La consultora destacó que “los indicadores que permiten monitorear la consolidación de la fase han mostrado una muy ligera mejora, aún cuando la difusión sectorial de la contracción de la actividad volvió en febrero a mostrar una leve profundización”. En síntesis, “la actividad industrial continúa transitando una fase recesiva”, indicó. “En febrero se ha observado un menor ritmo de caída de la producción, al tiempo que en algunas actividades se registraron mejoras interanuales”, precisó. “La ceñida política monetaria que se manifiesta en altas tasas de interés tendrá impacto en términos de actividad al ralentizar la recuperación del crédito lo que debilitará la demanda de durables y bienes de capital”, concluyó FIEL.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario