Edición Impresa

Prometen estabilidad fiscal para industria del conocimiento

También se plantea acelerar cronograma de mínimo no imponble para Aportes a la Seguridad Social, bono fiscal y alícuota del 15% en Ganancias.

El Gobierno anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley para impulsar la actividad de las empresas vinculadas a la economía del conocimiento. La iniciativa promete estabilidad fiscal para las que se inscriban en un registro especial. Se supone que la carga tributaria total nacional no podrá incrementarse mientras esté en vigencia, aunque la historia reciente está plagada de promesas este tipo que se diluyeron apenas afloraba una crisis. El Gobierno procura reparar el vínculo luego de haber subido la presión fiscal al aplicar retenciones a las exportaciones de servicios. El proyecto viene a reemplazar a la Ley del Software que venció en diciembre. Ahora abarca más sectores como biotecnología, desarrollos audiovisuales, servicios de electrónica y comunicaciones, geología, nanociencia, inteligencia artificial, robótica y centros de exportación de servicios profesionales, desde contables a legales, administrativos o de ingeniería. El Gobierno afirma que el objetivo de la ley es “crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y generar u$s15.000 millones de exportaciones anuales para 2030”.

En la presentación de la ley estuvieron el ministro de la Producción, Dante Sica, y el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer. Entre los empresarios asistieron Graciela Ciccia (directora de la Cámara Argentina de Biotecnología), Martín Migoya (CEO de Globant), Aníbal Carmona (presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Software) y Sergio Kaufman (presidente de Accenture).

Sica estimó que el impacto fiscal estará en el orden de los $3.500 millones y que “formará parte del Presupuesto previsto para el año que viene”.

Entre los beneficios, se prevé acelerar el cronograma de aplicación del esquema de mínimo no imponible (MNI) de los aportes a la seguridad social que finaliza en 2022. Es el mismo incentivo que se anunció para las economías regionales y para textiles, calzados y marroquinería. Actualmente, el 100% del MNI para estas empresas es de $17.509 por empleado. En cambio, para el resto es de $ 7.003 que corresponde al 40%.

Se agrega un bono fiscal equivalente a 1,6 veces al monto de los aportes que se paguen por encima de ese MNI. El bono será transferible y se podrá aplicar para cancelar saldos de IVA y Ganancias.

En el Impuesto a las Ganancias se contempla una alícuota reducida de 15% y que los exportadores que hayan abonado impuestos similares en el país destino puedan deducir lo pagado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario