Edición Impresa

Provincias insistirán en reclamar el 15%, pese a DNU de Macri

• DESACTIVAN NORMA DE URGENCIA EMITIDA POR CRISTINA DE KIRCHNER SOBRE FIN DE SU MANDATO QUE RESTITUÍA COPARTICIPACIÓN

La firma de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con el que el Gobierno nacional derogó ayer el DNU firmado el 30 de noviembre último por la expresidente Cristina de Kirchner, horas antes de dejar el poder, que disponía el cese de la retención del 15 por ciento de fondos coparticipables que en vez de girarse a las provincias (se direccionaban a la ANSES), generó un fuerte rechazo en el interior del país, con distritos que buscan engrosar sus partidas presupuestarias para el corriente año y así oxigenar sus delicadas cuentas.

El DNU de ayer no aplicará en Santa Fe, San Luis y Córdoba, provincias que cuentan con el fallo a favor de la Corte Suprema de Justicia de la Nación del 24 de noviembre de 2015 -tras un pleito de años contra el Estado nacional- que les liberó la recepción total de la coparticipación. De hecho, esos tres distritos buscan cerrar, lo antes posible, un acuerdo con Casa Rosada para efectivizar los pagos (ver aparte).

Lo impulsado vía DNU por la exjefa de Estado desde ayer, derogado- se encontraba suspendido de manera provisoria desde el 9 de diciembre pasado por la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal, Liliana Heiland, quien dictó una medida cautelar tras una presentación elevada por la Mesa Nacional de Jubilados Pensionados y Retirados de la República Argentina.

El mismo día de la cautelar, y en lo que fue el último acuerdo con la participación del ministro Carlos Fayt, la Corte Suprema de Justicia nacional rechazó un planteo de Formosa para que se le aplicara de manera automática la sentencia que ordenó el cese de la deducción del 15 por ciento de impuestos coparticipables a Córdoba, San Luis y Santa Fe.

Sin embargo, y en los últimos días, más de una docena de provincias (La Pampa, Neuquén, Formosa, Entre Ríos, Mendoza, Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Corrientes, Chaco y Tierra del Fuego, mientras Chubut lo hará el mes próximo) reclamaron la desactivación del amparo dictado por Heiland debido a la supuesta incompetencia de la jueza en esta cuestión.

En medio de todo este embrollo, Macri delegó en los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, la convocatoria a gobernadores para delinear lo que se convertirá en el proyecto de ley de coparticipación que mencionará Macri cuando abra, el 1 de marzo, un nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

No obstante, el DNU de ayer provocó enojo, por caso, en los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Tucumán, Juan Manzur; de La Pampa, Carlos Verna; y de Neuquén, Omar Gutiérrez.

"Vemos -la medida- con preocupación, por eso habrá que buscarle una salida política (..) No es posible que haya tres provincias con coparticipación plena -por Santa Fe, Córdoba y San Luis- y las otras tengan un 15 por ciento menos de coparticipación", señaló Manzur.

En tanto, el Gobierno rionegrino destacó que la decisión de firmar el DNU "no es la idea de federalismo que necesitamos para nuestro país, y definitivamente no es la mejor manera de generar un vínculo de confianza mutua entre el Gobierno nacional y los provinciales".

Por su parte, Verna dijo que Macri "habla de federalismo y es cada vez más unitario". A fin de 2015, sentenció: "Habrá que presentar un convenio, pedir dictamen de abogados de Nación (...) y al final de eso, se va a poder arreglar. Pero si conseguimos que nos dejen de descontar ese 15%, después podemos hablar de la deuda que tienen y cómo lo pagan".

Según el IARAF, las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires perdieron, en 2015, más de 60.000 millones de pesos por la retención del 15 por ciento de fondos coparticipables.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario