Mundo

¿Puede la Casa Blanca frustrar el impeachment?

Washington - El desafío abierto de la Casa Blanca a la investigación de juicio político puso el proceso en crisis, con los leales y adversarios de Donald Trump luchando por abrirse camino en la batalla por la presidencia estadounidense fijada para 2020.

¿Los demócratas lograrán obtener documentos y testimonios de testigos clave como diplomáticos estadounidenses, cuyos mensajes de texto muestran que ayudaron a coordinar los esfuerzos de Trump para presionar a Ucrania?¿Puede Trump bloquear la supervisión del Congreso?

Tormenta de fuego histórica

Los procedimientos de juicio político se llevaron a cabo solamente tres veces en 243 años de historia de Estados Unidos.

Los expresidentes Andrew Johnson y Bill Clinton fueron acusados por la Cámara de Representantes, pero sobrevivieron a juicios del Senado, mientras que Richard Nixon renunció en 1974 ante la amenaza de un impeachment.

La crisis actual “es un enfrentamiento histórico”, dijo Chris Edelson, experto en gobierno de la American University. “Ciertamente es la primera vez” que el juicio se centra en acusaciones de presionar a un líder extranjero para que interfiera en las elecciones estadounidenses, afirmó.

¿Próximos pasos?

Varias comisiones de la Cámara están recopilando información como parte de la investigación, y si bien fueron bloqueadas varias veces, la presidente del cuerpo, Nancy Pelosi, dijo que hay un “creciente cuerpo de evidencia” que muestra que Trump abusó de su cargo. Y esperan avanzar hacia el juicio político este mismo año.

Pero la administración Trump ya se está preparando para una guerra en tribunales. Los abogados del Departamento de Justicia citaron el caso del juicio político a Nixon y dijeron que los tribunales no deberían haber entregado datos del gran jurado de Watergate al Congreso. Nixon acudió a la Corte Suprema en su intento fallido de evitar la liberación de cintas, por lo que existe la posibilidad de que el máximo tribunal se vea arrastrado a la pelea en torno a este impeachment.

Los demócratas analizan si participar en una batalla judicial prolongada o agregar el alegato de obstrucción a los artículos del juicio político y simplemente accionarlo.

“Los esfuerzos de tres años y aún en curso para obtener acceso a las declaraciones de impuestos federales sobre los ingresos del presidente ilustran perfectamente cuán efectivo” puede ser un equipo legal de la Casa Blanca para detener procedimientos judiciales, escribió días atrás el académico constitucional de la Facultad de Derecho de Harvard, Laurence Tribe, en el periódico USA Today.

Batalla política por delante

La crisis se desarrolla apenas meses antes de las primeras votaciones en el proceso de primarias demócratas, que comienzan en febrero en Iowa, y la pregunta del millón es: ¿quieren los votantes que el impeachment domine la carrera presidencial?

Aproximadamente la mitad de los votantes aprueba la investigación, según encuestas recientes.

Pero los demócratas podrían también dudar acerca de buscar la destitución de por cualquier otro medio que no sean las elecciones, si el proceso se retrasa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario