Ambito Nacional

Pulseada por recursos marca transición hacia Perotti y Melella

En la provincia del Litoral el tironeo gira en torno al proyecto de Presupuesto 2020 local. En el distrito patágonico, sobre coparticipación.

Santa Fe y Tierra del Fuego, las únicas dos provincias donde cayeron los oficialismos en el inusual calendario electoral desdoblado, viven meses de una tensa transición de mando. En la primera, el actual gobernador Miguel Lifschitz convocó al equipo de su sucesor Omar Perotti para elaborar el Presupuesto 2020. Este lógico llamado a la gestión que tendrá que ejecutar la próxima pauta de gasto tuvo una inesperada polémica: desde el PJ expresaron que el Frente Progresista debe correrse del proyecto. Asimismo, los fueguinos tienen su propio ring: el gobernador electo y actual intendente de Río Grande Gustavo Melella reclamó a la mandataria Rosana Bertone una deuda de 285 millones de pesos de coparticipación municipal, lo que generó un cruce entre ambos.

El ministro de Economía santafesino Gonzalo Saglione envió una carta a la comisión de transición que viene trabajando diversos temas para que el equipo de Perotti designe los funcionarios que participarían de la elaboración del Presupuesto, que tiene como plazo máximo el 30 de septiembre para ingresar a la legislatura local. “Como el Presupuesto 2020 se va a ejecutar en otro Gobierno, es razonable que lo podamos elaborar con pautas compartidas”, expresó el mandatario socialista Lifschitz a El Litoral.

Sin embargo, desde el peronismo -que deberá asumir en diciembre- manifestaron que la pauta de gasto debería ser confeccionada por la próxima gestión una vez que esté en funciones.

Rubén Michlig, exfuncionario de Jorge Obeid (último gobernador peronista entre 2003 y 2007), señaló que la intención de Perotti es tener toda la potestad sobre el Presupuesto de año próximo. Sin embargo, dejó abierta la negociación con la actual administración del Frente Progresista. Otro de los referentes del peronismo local, el diputado provincial Leandro Busatto, dijo en declaraciones reproducidas por La Capital que una opción es “reconducir el Presupuesto 2019” hasta tanto entre en vigencia la pauta 2020, ya diagramada por la gestión de Perotti después del 10 de diciembre.

Si bien desde el socialismo expresaron sorpresa, advirtieron a sus sucesores que de no presentarse el proyecto en los plazos formales establecidos, el Presupuesto 2020 no estará vigente para enero.

Deuda

“Le están debiendo al municipio de Río Grande más de 285 millones de pesos y estaremos enviando los reclamos formales”, fue la queja de Gustavo Melella (Concertación Forja-MPF) hacia Rosana Bertone, la actual mandataria a quien derrotó en las elecciones provinciales fueguinas del 16 de junio.

Melella, quien para los comicios nacionales ya expresó su apoyo a Alberto Fernández, afirmó que no quiere “discutir con la gobernadora, pero la realidad es que no está pagando la coparticipación”. “Para que terminemos de victimizarnos, que nos paguen y no nos den motivos”, agregó, según consignó el medio local Sur54.

Esta última frase fue en referencia a las críticas de Bertone, quien acusó a Melella de “victimizarse”. La gobernadora cuestionó al intendente de Río Grande de “no pensar en cómo ser gobierno en un país con dificultades”. Y agregó que la baja en la coparticipación por las medidas de Mauricio Macri también puede afectar al reparto con los municipios.

En referencia a la transición, también hubo cruces: mientras Bertone señaló que su sucesor no está trabajando en el pase de mando, Melella sostuvo que la actual gestión no le envía los informes que ha solicitado para encarar su Gobierno después de diciembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario