Finanzas

Qué diferencia hay entre CUIL y CUIT

El CUIL son las siglas de Código Único de Identificación Laboral, mientras que el CUIT son las siglas para la Clave Única de Identificación Tributaria.

Las principales diferencias radican en que el CUIL es un número asignado a cada trabajador y a cada persona que cobre una prestación o servicio de la Seguridad Social en Argentina; donde el trámite para obtenerlo se realiza ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

En tanto, el CUIT es una clave utilizada en el sistema tributario de la Argentina, y este pueden obtenerlo en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), tanto las personas físicas como las jurídicas.

¿Qué es el CUIL?

El CUIL corresponde a las siglas de Código Único de Identificación Laboral, es el número que se le asigna a cada trabajador y a cada persona que sobre una prestación o servicio de la Seguridad Social en la República Argentina cuando inicia su actividad laboral en relación de dependencia. Este número le permite pertenecer al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP).

El número de el CUIL se conforma de dos dígitos del prefijo y luego un guion, seguido del número del Documento Nacional de Indentidad (DNI) de 8 dígitos, completándose con ceros a la izquierda de ser necesario, seguido de otro guion finalizando con el número verificador.

El trámite para obtener el CUIL se realiza ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), y pueden tramitarlo las personas argentinas o extranjeras al iniciar sus respectivas actividades laborales o para cobrar prestaciones sociales de ANSES.

Importante: el CUIL tiene validez ante los organismos estatales para identificar a las personas y controlar sus aportes previsionales.

¿Qué es el CUIT?

El CUIT, corresponde a las siglas para Clave Única de Identificación Tributaria, la cual es utilizada dentro del sistema tributario de la República Argentina y permite identificar a personas físicas o jurídicas autónomas obligadas a tributar.

El número de CUIT está conformado por 11 dígitos. Los dos principales son indicadores del tipo global, seguido del número del DNI (de 8 dígitos) de personas físicas, y si se trata de una empresa, corresponde a un número de sociedad que asigna AFIP, finalizando con un dígito verificador.

Esta Clave Única tienen que tramitarla aquellos que necesitan realizar operaciones que exigen el pago de tributos. Corresponde a un dato personal encargado de vincular al titular con su identificación tributaria.

Dicho trámite se realiza ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y lo pueden obtener las personas físicas y las personas jurídicas aunque mediante procesos diferentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario