Edición Impresa

"Quienes critican las obras miraron para otro lado durante 20 años"

Lo afirmó Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón, en relación a la situación edilicia de las escuelas del distrito y el resto de la Provincia.

“Los que gobernaron 20 años antes no pueden decirnos lo que tenemos que hacer con las escuelas que, cuando las recibimos, se nos caían encima”, disparó Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón.

Con el comienzo de clases las obras siguen avanzando en establecimientos de Morón a partir de los aportes del Fondo Educativo y del Servicio Alimentario Escolar. Se trata de la continuidad del plan de refacciones que en 2018 incluyó 61 intervenciones. La situación edilicia escolar es una de las prioridades que trabajan de manera conjunta el Gobierno municipal y el provincial, y el intendente Ramiro Tagliaferro no le escapa al tema. “Con mucho esfuerzo, vocación, y la colaboración de todo nuestro equipo, trabajamos junto a la comunidad educativa en las condiciones edilicias de nuestras escuelas. Ya llegamos al 55% de los establecimientos y alcanzaremos el 80% a fin de año”, explicó. Tagliaferro, que supervisa personalmente muchos de los trabajos, también apunto a la oposición: “Quienes critican las obras en escuelas son los mismos que miraron para otro lado durante 20 años; no pueden decirnos lo que tenemos que hacer con las escuelas que, cuando las recibimos, se nos caían encima”, sentenció.

En total, entre los trabajos impulsados a través del Fondo Educativo y las refacciones en cocinas y comedores ejecutadas con los aportes del SAE, durante 2019 se realizarán 84 obras en 73 instituciones del distrito del Oeste del conurbano.

“Desde el inicio de la gestión venimos mejorando la infraestructura en escuelas y jardines porque queremos que los chicos aprendan en las mejores condiciones”. Y remarcó: “Hace tres años que el dinero del Fondo Educativo se invierte donde se tiene que invertir. Con hechos, en vez de promesas, estamos renovando como nunca antes los establecimientos educativos estatales y provinciales de Morón”.

Fallo ejemplar

Mediante una resolución inédita, la Justicia de Morón determinó que uno de los jóvenes que efectuaron amenazas de bomba en escuelas durante 2018 tendrá que pagar 60 mil pesos, además de realizar tareas comunitarias y entregar al Estado una computadora y un celular de alta gama.

La medida apunta a prevenir nuevas intimidaciones y solventar los costos que representaron los operativos antiexplosivos que desplegó el Municipio y que el año pasado superaron el medio millón de pesos.

La decisión fue tomada por la jueza Graciela Angriman en la sede del Juzgado en lo Correccional Nº 5, en el marco de una causa caratulada “Intimidación pública reiterada en tres oportunidades”.

Sobre el histórico fallo, Tagliaferro explicó: “El año pasado habíamos decidido demandar por los gastos que se debieron afrontar a los responsables de dichas intimidaciones y es una medida ejemplar para desalentar estas amenazas que perjudican el normal desempeño de las instituciones”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario