Deportes

Racing sumó su tercera victoria consecutiva y trepa en la tabla

En Avellaneda se impuso por 2-1 sobre Arsenal con goles de Darío Cvitanich y Lisandro López y ganó los últimos tres partidos. El campeón recuperó la contundencia en ofensiva y vuelve a meterse en la pelea de arriba.

Con un tanto del inoxidable capitán Lisandro López en el segundo tiempo, Racing se sacó de encima a un rival durísimo como Arsenal de Sarandí, gracias a dos goles de córner, para seguir subiendo en la tabla de posiciones de la Superliga Argentina de Fútbol.

Por la séptima fecha, la "Academia" lo ganó 2-1 por un cabezazo de Darío Cvitanich, a los 26 minutos del primer tiempo, y un desvío de López, a los 18 del complemento, para lograr su tercer triunfo consecutivo.

Arsenal, que había tenido sus chances de abrir el marcador, lo había empatado transitoriamente por un soberbio remate de tiro libre de Nicolás Giménez, a los 9 del segundo tiempo.

Se trató de un partido muy friccionado y cerrado, en el que ambos equipos sufrieron expulsiones: primero vio la roja el defensor visitante Franco Sbuttoni, por una agresión sin pelota sobre Cvitanich, y enseguida por dos amarillas se fue de la cancha Nery Domínguez.

La "Academia" que dirige Eduardo Coudet, que había tenido un arranque errático, llega con esta victoria a doce puntos en la tabla de posiciones, los mismos en los que quedó el conjunto del Viaducto, conducido por Sergio Rondina.

"Necesitábamos achicar la diferencia. Pudimos jugar poco, sin poder aprovechar la expulsión de ellos. Me quedo con que recuperamos la actitud, no me gustó el arranque, necesitamos aprovecharlo más", fue el análisis de Coudet.

Es que, en el inicio, la intensidad fue muy alta, y ahí el que estaba mejor plantado era Arsenal, que incluso casi se adelanta con un tiro de mitad de cancha de Giménez, que a punto estuvo de sorprender al arquero local Gabriel Arias.

Pero de a poco fue equilibrando Racing, encontrando mejores opciones ante el mal retroceso de Arsenal: lo tuvo López primero y David Barbona después, quien la intentó "picar" ante Maximiliano Gagliardo, que desvió con lo justo.

Ese empuje de la "Academia" hizo caer por decantación el gol de Cvitanich, que cabeceó después que Gagliardo se chocó con un compañero sin poder alcanzar la pelota.

El tanto le dio tranquilidad a la "Academia", más aún cuando a Sbutoni se le salió la cadena y le dio un cabezazo sin pelota a Cvitanich, en un encontronazo en mitad de cancha, y vio la roja.

Pero la superioridad le duró un suspiro a Racing, porque Nery Domínguez bajó a Nico Giménez en mitad de cancha y vio la segunda amarilla, para equilibrar la cantidad de futbolistas en cancha.

Embed

El segundo tiempo lo encontró mejor plantado a Arsenal de entrada, lo arrinconó a Racing y empujó hasta que Nico Giménez colgó del ángulo un tiro libre desde un lugar muy cerrado.

Era el peor momento de la "Academia", porque "Chacho" Coudet no encontraba respuestas en campo ni en el banco de suplentes y le faltaba profundidad.

Y como tantas veces en la temporada pasada, cuando logró el título, la pelota parada volvió a salvar a la "Academia": cabezazo de Alejandro Donatti en el primer palo y desvió dentro del área chica de López para el 2-1.

Con la desesperación de Arsenal, Racing pudo haber ampliado la diferencia en algún que otro contragolpe, pero la falta de precisión en el tramo final de la cancha fue un denominador común para ambos equipos.

Racing se aferró a la tercera victoria consecutiva para reacomodarse en la tabla de posiciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario