Lifestyle

Recetas con cerveza en el día mundial de la bebida

Puede ser un excelente ingrediente para el pan, para el estofado e incluso para carnes asadas. Aquí tres propuestas.

La cerveza no sólo se bebe sino que también puede emplearse en la cocina con excelentes resultados. Aquí tres recetas que la contienen para dar un extra de sabor a los platos.

Pan de cerveza

Empezando por el principio, una buena comida se suele acompañar de pan, y ¿qué mejor que un pan de cerveza en el que aprovechamos las levaduras presentes en la bebida para ayudarnos a fermentar la masa? Además, los toques amargos le van muy bien al panificado que queda sabroso, con un toque similar a los panes hechos con masa madre, los tradicionales y artesanos.

Ingredientes:

  • 200 ml de cerveza
  • 100 de agua
  • 200 gr de masa madre
  • 500 gr de harina 000
  • 10 gr de sal.

Elaboración:

Disolviendo la masa madre con la cerveza y remover para que se mezcle. Después añadimos la harina, y la mezclamos. Disolvemos la sal en los 100 ml de agua y lo incorporamos, mezclando hasta obtener una masa compacta, que resultará al principio un poco pegajosa. Tras amasarla en dos tandas de 5 minutos, empezará a estar más manejable. Dejar la masa en el bol y le dar un pliegue cada media hora hasta un total de 4 pliegues en dos horas. Una vez que ha leudado, damos la forma deseada al pan y lo dejamos en un reposo de 3 horas a temperatura ambiente. Después hornear durante 50 minutos a 220º C con la bandeja del horno llena de agua para que haya mucha humedad en el interior.

Estofado de ternera a la cerveza

Un estofado de ternera en el que parte del caldo se sustituye por cerveza tiene todas las garantías para ser un éxito. Desde luego la carne queda deliciosa y para la salsa se necesitará bastante pan para remojar.

Ingredientes:

  • 450 gr de carne de ternera a gusto (para guisos)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 papa grande
  • 150 gr de hongos a gusto
  • 330 ml de cerveza (1 lata)
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de perejil picado
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra

Elaboración:

Trocear la carne de ternera en piezas de un bocado, quitando el exceso de grasa. Salpimentar y enharinar ligeramente. Calentar un par de cucharadas de aceite en una sartén y cocinar la carne unos minutos, hasta que se haya dorado. Reservar. Pelar y picar fino la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria; pelar y trocear la papa; trocear los hongos si son grandes. Cubrir el fondo de una olla o cazuela con aceite y pochar la cebolla con el ajo, hasta que se transparente. Añadir la zanahoria y la papa, dar unas vueltas e incorporar la carne. Sofreír todo unos 10 minutos. Añadir los hongos, la hoja de laurel y el pimentón, removiendo bien. Cubrir con la cerveza, llevar a ebullición, tapar y dejar cocinar a fuego lento durante un mínimo de 45 minutos. Comprobar el punto del guiso, incorporando un poco de agua si está demasiado seco, o dejando reducir unos minutos más, destapado. Rectificar de sal y condimentar con pimienta y el perejil.

Costillas de cerdo a la cerveza negra

La cerveza es también idónea en recetas de asados de carne, pues además de aportar su sabor, también consigue que las piezas queden más tiernas. En esta receta de costillas de cerdo asadas con papas, el resultado salta a la vista.

Ingredientes:

  • 1 kilo y medio de costillas de cerdo, cortadas para separarlas
  • 1/2 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 3 papas
  • 200 g de chorizo fresco
  • 100 g de panceta,
  • 1 lata de cerveza negra
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ramas de tomillo fresco
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • aceite de oliva
  • sal.

Elaboración:

Dorar las costillas de cerdo en una fuente grande de horno, dejando que se vayan haciendo al fuego con un poco de aceite de oliva. Mientras se doran, pelamos las papas, las cortamos en trozos irregulares y la cebolla en gajos. Agregamos la cebolla, la panceta y el chorizo cortados en trocitos y rehogamos todo junto. Incorporamos las hierbas, el pimentón y la miel, removiendo todo. Añadimos las papas y la cerveza y dejamos cocer durante unos 5 minutos, preferiblemente tapado. Asamos todo en el horno a 170º C y durante unos 45 minutos, dando la vuelta a las piezas a mitad de la cocción y subiendo a 200º C los dos últimos minutos para dar un color más dorado.

*Recetas facilitadas por el Hotel Hilton Buenos Aires

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario