Ambito Nacional

Rechazan que ataque a Hein haya sido "político"

El incendio intencional que sufrió en la madrugada del lunes la vivienda particular del intendente de Basavilbaso, titular del PRO entrerriano y precandidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, Gustavo Hein, desató ayer cruces entre la Casa Rosada y el Gobierno del peronista Gustavo Bordet, que discreparon en torno del carácter “político” del atentado en medio de la campaña hacia las PASO del 11 de agosto.

Desde Balcarce 50 insistieron en calificar al episodio como de “ataque político”, luego de que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijera que el hombre detenido en la noche del lunes como sospechoso es un “ultra K que ejercía un apriete político”.

En esa línea, hoy a la mañana Hein recibirá en Basavilbaso la visita -en señal de respaldo- de Mauricio Macri y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Ambos sumaron esa escala tras el ataque (estaba ya prevista una visita de campaña a la localidad de Oro Verde) y luego viajarán a Santa Fe para asistir al cierre de la 54ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur.

Pero la mirada no es compartida por el Gobierno de Bordet, desde donde remarcan -en función, dicen, de la investigación- que se trató de un episodio “gravísimo” pero derivado de un conflicto de índole individual y que “nada tiene que ver con un atentado político”. Y, en esa línea, reclaman no hacer un uso electoral del ataque.

En la madrugada del lunes, un incendio destruyó el vehículo de Hein y causó graves daños en el garage de su vivienda, en la cual -a metros- dormía el intendente junto a su esposa y sus hijas.

Esa noche fue detenido un sospechoso, quien habría mantenido una discusión previa con el intendente. Poco después Bullrich aseguró que se trata de un militante “ultra K”.

Ayer, desde círculos peronistas locales afirmaron que “fue un militante kirchnerista en su momento pero que luego trabajó para Hein, al igual que su hermana”, y que la discusión habría tenido que ver con que el intendente se habría “negado a otorgarle un contrato a la hermana”. Pero desde el entorno de Hein insistieron en que se trata de un militante “ultrakirchnerista” que “venía bardeando” al intendente con distintos reclamos.

Desde la vereda nacional, ayer Frigerio remarcó que a Hein “le incendiaron el auto dentro de la casa con un bidón de nafta” y que “fue un ataque político, porque el que lo hizo es militante político de la oposición”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario