Mundo

Recompran bonos para evitar a los "fondos buitre"

La oferta es de 1.800 millones de dólares por títulos emitidos para financiar el suspendido aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

Ciudad de México - El nuevo gobierno del izquierdista de México inició esta semana una audaz operación de recompra de bonos del aeropuerto internacional de la capital para ahuyentar a los llamados “fondos buitre”.

El Ministerio de Hacienda anunció la oferta de recompra de hasta 1.800 millones de dólares en bonos emitidos para financiar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) a fin de impedir que “existan incentivos” para que ese tipo de inversores se aprovechen de la situación.

“Era muy importante (lanzar la oferta), si nosotros hubiéramos retrasado este proceso habría más incentivo a que este tipo de inversores entraran”, dijo el viceministro de Hacienda, Arturo Herrera. “Por eso actuamos de manera callada, sigilosa y rápida, para en el primer minuto del primer día hábil de la administración salir con esta oferta”, afirmó.

“Tenemos una oferta de compra entre 90 centavos y un dólar, algo que se determinará en una subasta. Es decir, no será el Gobierno sino el propio mercado a partir de las posturas que presenten los propios tenedores el que determinará el precio, y ya hay series que están cotizando a 88 centavos”, indicó el ministro.

Los “fondos buitre” son los capitales de riesgo o “fondos de inversión libre” que invierten en una deuda pública de un país que está al borde de la bancarrota.

Argentina negoció con los tenedores de sus bonos una reducción en el pago y la modificación en el plazo de vencimiento, pero la propuesta fue aceptada sólo por el 93% de los acreedores y el 7% durante años batalló legalmente en Nueva York hasta la llegada del Ejecutivo de Mauricio Macri, quien aceptó pagar lo que reclamaban.

El flamante presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció en octubre que cancelaría las obras del aeropuerto, la más grande obra de infraestructura en varias décadas del país, financiadas con bonos, y cuyo costo ascendía a 13.000 millones de dólares.

Sin embargo, las obras continúan porque si se frenaran habría un argumento para que los tenedores de los bonos presentaran reclamos multimillonarios ante tribunales de Nueva York. El proceso de recompra podría cerrarse en 10 días, justo a tiempo para que el Gobierno presente su presupuesto nacional ante el Congreso.

Agencia ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario