Edición Impresa

Reglamentación para la ley de fomento pyme

A través de la Ley 27.264 se instrumentaron una serie de diversas medidas tanto a nivel tributario como financiero para impulsar a las micro, pequeñas y medianas empresas.

 Las pymes ocupan aproximadamente un 50% de la mano de obra del país. Asimismo promueven el desarrollo regional y evitan el desarraigo poblacional. De allí, entre otras externalidades que generan, resulta la importancia de contar con medidas tributarias de fomento para ellas.

Este universo representa un número considerable de contribuyentes a fiscalizar. Por ello estimamos que el sistema tributario deba diferenciar tres estratos de obligados: a) un régimen especial para contribuyentes verdaderamente pequeños, el cual sea realmente simplificado con excepción de "la carga" que pudiera significar la forma de emisión de facturas y/o tickets, lo cual sumado a una campaña de concientización de la población podría atenuar el efecto conocido como "enanismo fiscal" que se verifica en la aplicación de estos regímenes b) un régimen tributario diferenciado para pymes basado en una única definición de empresa( ). c) el régimen general de los tributos.

Mediante la Ley 27.264 el Estado Nacional ha establecido importantes medidas de fomento para las pymes, cuyas características de categorización se detallan en el cuadro adjunto. El Decreto (PEN) 1101/16 ha reglamentado la ley y la AFIP ha dictado hasta la fecha las resoluciones generales 3945/16 y 3946/16 ultimando los pormenores referidos al Impuesto al Valor Agregado y al Impuesto sobre los Débitos y Créditos en Cuentas Bancarias. Resta reglamentar por parte del organismo fiscal la no aplicación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta a partir de los ejercicios iniciados el 1 de enero de 2017 y el Régimen de Fomento de Inversiones previsto en la ley.

Un capítulo pendiente es la simplificación de las obligaciones formales que deben cumplir las pymes que suponen un alto costo administrativo.



1. Medidas contenidas en la reglamentación

Las disposiciones resultan de aplicación a partir del 18/10/2016. A continuación efectuaremos un repaso de los aspectos salientes de la ley y la reglamentación.

1.1. Impuesto al Valor Agregado

La Ley 27.264 establece que las micro y pequeñas empresas podrán ingresar el saldo resultante de cada declaración jurada en la fecha de vencimiento correspondiente al segundo mes inmediato siguiente al periodo fiscal liquidado. El Decreto 1101/96 no contiene disposiciones al respecto. La R.G. (AFIP) 3945/16 reglamentó los siguientes aspectos: a) Las empresas agropecuarias deben desistir de la opción del pago anual si desean utilizar el beneficio anterior. b) Se encuentran excluidos los sujetos imputados penalmente por delitos previstos en las Leyes 22.415, 23.771 o 24.769, o por delitos comunes conectados con obligaciones tributarias con auto de elevación a juicio. c) Requisitos: poseer la CUIT activa, el domicilio fiscal y de los locales actualizados, contar con domicilio electrónico, correo electrónico, teléfono y actividad actualizada, tener el alta en los tributos pertinentes, no registrar falta de presentación de DD.JJ. determinativas y/o informativas, no encontrarse en concurso o quiebra, y haber solicitado la adhesión al beneficio mediante el rol "Pyme Solicitud de categorización y beneficios", lo que surte efecto desde el primer día del mes de aprobación.

Se deben presentar mensualmente las DD.JJ. determinativas y proceder al pago en la fecha correspondiente al vencimiento del segundo mes posterior al periodo liquidado, no pudiendo utilizar planes de pago previstos en la R.G. (AFIP) 3827.

Las causales de decaimiento del beneficio son: a) dejar de ser micro o pequeña empresa b) la falta de presentación de 3 DD.JJ. en el año calendario c) el incumplimiento de pago. Ello opera desde el periodo en que se verifique la causal.

Más allá de que sucedan o no las causas de decaimiento anteriores, se procederá a la baja sistemática del beneficio al sexto mes siguiente al cierre del ejercicio comercial, debiendo el contribuyente gestionar nuevamente la solicitud de inclusión.

Los contribuyentes comprendidos en el "IVA Trimestral" de la R.G. (AFIP) 3878/16 que sean micro o pequeñas empresas pasarán de oficio al nuevo "IVA diferido" en el periodo fiscal diciembre 2016. Las empresas medianas Tramo 1 que se encontraban beneficiadas por el "IVA Trimestral" dejan de tener dicho beneficio desde el mes siguiente al vencimiento de su próxima DD.JJ. del Impuesto a las Ganancias, no pudiendo optar por el nuevo "IVA diferido". Se deja sin efecto la R.G. (AFIP) 3878/16 en los aspectos referidos al "IVA trimestral."

1.2. Impuesto sobre los débitos y créditos en cuentas bancarias

La Ley 27.264 establece que las micro y pequeñas empresas podrán computar contra el Impuesto a las Ganancias DD.JJ. anual o anticipos- el 100% del Impuesto sobre los Débitos y Créditos en Cuentas Bancarias. Las empresas manufacturas Medianas Tramo 1 podrán computar hasta el 50% de dicho impuesto con idéntico destino. Se entiende por "industrias manufactureras" a aquellas empresas con actividades incluidas en la sección "C" del nomenclador AFIP R.G. 3537.

La reglamentación establece que el importe del pago a cuenta comprende el importe del Impuesto sobre los Débitos y Créditos en Cuentas Bancarias efectivamente ingresado hasta la finalización del ejercicio anual en curso. Para este primer ejercicio se tendrá en cuenta el importe efectivamente ingresado a partir del 10/8/2016.

El remanente no computado con el Impuesto a las Ganancias del ejercicio no resulta trasladable en lo que exceda el limite previsto por la Ley 25.413 y Decreto (PEN) 380/01, vale decir el 34% del impuesto correspondiente a las acreditaciones bancarias.

Se establece además que las cuentas bancarias deberán estar a nombre del solicitante del beneficio, debiendo solicitarlo mediante el rol "Pyme Solicitud de categorización y/o beneficios".

Aquellas empresas que se categoricen hasta el 31-12-16 podrán tomar el pago a cuenta desde el 10-08-16, las restantes desde el mes en que resulte aprobada su solicitud. El importe del pago a cuenta estará dado por el impuesto ingresado hasta la finalización de cada ejercicio anual (nótese que la R.G. 2111 aplicable al pago a cuenta "general" establece que el impuesto a considerar es el ingresado hasta el último día del mes anterior al vencimiento de la DD.JJ o hasta el último día del mes anterior al vencimiento del anticipo, por lo tanto resulta diferente al modo en que lo establece la presente ley).

La imputación del pago a cuenta contra los anticipos debe efectuarse mediante el Sistema de Cuentas Tributarias.

1.3. Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta

La AFIP deberá dictar las disposiciones reglamentarias para liberar del impuesto y de sus anticipos a las micro, pequeñas y medianas empresas cuyos períodos fiscales se inicien a partir del 1/1/2017 dado que la Ley 27.264 establece que no les será aplicable este tributo.

Dado que no les será aplicable a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta para los ejercicios fiscales que se inicien a partir del día 1° de enero de 2017 se sugiere que la reglamentación contemple el tratamiento aplicable a los anticipos correspondientes a los ejercicios excluidos del tributo. También debiera aclararse el tratamiento del impuesto pagado con anterioridad que reviste el carácter de pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias por diez ejercicios.

1.4. Régimen de fomento de inversiones

La ley 27.264 estableció un régimen de fomento de inversiones que permite computar como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias el 10% de las inversiones efectuadas en bienes de capital e infraestructura incluye las adquisiciones de reproductores, quedando comprendidas las hembras cuando fuesen de pedigrí o puros por cruza- sometido a un segundo límite del 2% de las ventas tomadas sobre el promedio del ejercicio en el cual se efectúa la inversión y del anterior. (3% en industrias manufactureras).

Con respecto al cómputo, se atribuirá al único dueño para empresas unipersonales, y a cada socio en la misma proporción de su participación en las utilidades en sociedades de hecho, computándose contra el Impuesto a las Ganancias hasta el límite del impuesto determinado.

También la ley prevé que los saldos a favor técnicos en el IVA originados en estas inversiones existentes en la declaración jurada de este tributo correspondiente al mes de vencimiento de la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias, podrán convertirse en un bono de crédito fiscal aplicable al pago de impuestos.

En cuanto a este bono de crédito fiscal se establece que podrá ser utilizado durante el plazo de 10 años, contados desde su emisión por parte de la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa, la misma que, junto a la AFIP, establecerá los mecanismos necesarios para que el mismo pueda utilizarse para la cancelación de tributos nacionales, incluidos los aduaneros.

Para acceder a los beneficios del régimen de fomento de inversiones productivas los contribuyentes que estén correctamente categorizados como micro, pequeñas y medianas empresas deberán presentar una declaración jurada a través de un servicio con clave fiscal. Respecto del requisito del nivel de empleo cuya no reducción es requisito para gozar de este beneficio, se entenderá que se reduce cuando exista una diferencia mayor al 5% con relación al promedio de trabajadores declarados durante el ejercicio fiscal anterior, y no se verá modificado cuando se trate de renuncias, jubilación o fallecimiento.

La reglamentación de la AFIP se encuentra pendiente.

Nota: Extracto del artículo "La reglamentación de la ley PYME", Consultor Tributario N°118 / Diciembre 2016, Editorial Errepar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario