Información General

Reinauguraron la estación Retiro del tren San Martín

La nueva terminal fue remodelada y cuenta con nuevas veredas, hall de ingresos, fachada y andenes.

Luego de varios meses cerrada por refacciones, este jueves se reinauguró la estación Retiro del Ferrocarril San Martín, en una obra que incluyó la construcción de nuevas veredas, hall de ingreso, fachadas y andenes, y que requirió una inversión de $200 millones.

A través de un comunicado, el Ministerio de Transporte informó que la estación de trenes de Retiro del San Martín “recupera su esplendor”, y destacó que se puso en valor el patrimonio de un espacio que no contaba con obras desde hace 100 años.

En este sentido, el Gobierno especificó que la flamante terminal “mejorará la calidad de viaje de 125.000 personas que viajan en transporte público entre el Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires a diario, entre Pilar y Retiro”.

Además, se remodelaron las boleterías y los techos, se mejoraron los baños, la iluminación y se renovaron las pantallas con información para el pasajero. La estación además tiene una sala de pre embarque exclusiva para los trenes de larga distancia y un nuevo centro de atención al pasajero (CAP).

“Queremos que los usuarios viajen cada vez mejor y elijan el tren. Las reformas ponen en valor el patrimonio histórico, como en Retiro del tren Mitre y en Constitución, y también incorporan comodidad y seguridad. Este es un paso más en nuestro compromiso con la gente para ofrecer un transporte público de calidad”, indicó Guillermo Dietrich, ministro de Trasnporte.

retiro.mp4

La fachada de la intersección de avenida Ramos Mejía y Padre Mugica, así como las veredas de acceso al hall principal fueron restauradas, conservando el valor histórico y patrimonial. Además, se reacondicionaron los suelos, con un nuevo diseño similar al de la estación Retiro de la línea Mitre, y las paredes para poner en valor el inmueble y contribuir a que el interior del edificio también recupere su brillo.

Por otra parte, también se reubicaron los espacios del interior de la terminal de cara a la entrada de la intersección de Ramos Mejía y Padre Mugica ya que es la más utilizada por las personas que viajan. Además, se sigue trabajando en la construcción de 5 locales comerciales: una pizzería, un maxi kiosko, una cafetería, un local de comidas rápidas y un local de lotería.

En la antigua estación había 30 locales comerciales en su mayoría con contratación irregular, y que en muchos casos no pagaban al Estado el canon correspondiente; esta situación fue regularizada en su totalidad, para sumar locales nuevos con empleo registrado y recuperar el espacio público y áreas de recreación.

Se renovaron las boleterías, el centro de atención al pasajero (CAP), los baños (con el mismo diseño de los de la estación Retiro Mitre y Constitución) y se construyó una sala de capacitación para recursos humanos.

Los andenes también fueron intervenidos, se trabajó en la renovación de toda la iluminación -se instaló tecnología led para disminuir el consumo de energía-, se colocaron pisos nuevos con especial señalamiento para personas con visión reducida. También se construyen nuevos refugios y se colocan nuevos bancos para que el pasajero espere el tren con mayor comodidad.

Por último, Transporte difundió que "se renovó la cartelería con pantallas para mejor información al pasajero. Se instalaron nuevos tótems de información y puntos de recarga automáticos para SUBE, distribuidos a lo largo del hall. Además, la estación tiene un servicio de Wi Fi gratuito para que los pasajeros puedan navegar en internet mientras esperan al próximo tren".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario