Lifestyle

Relax y confort para disfrutar del invierno

Por su estética y diseño, además de su cercanía al centro de Bariloche, Alma del Lago Suites & Spa es el lugar elegido para disfrutar de lo mejor del invierno. Su piscina climatizada con vista panorámica al lago Nahuel Huapi es el mejor spot para el after-ski.

Una nevada histórica vistió de blanco a Bariloche y la región de los lagos. Con más de 45 centímetros de nieve acumulada en su base, el Cerro Catedral -siempre majestuoso- recibe todos los días a miles de visitantes para disfrutar de los deportes invernales, con pistas para todos los niveles y modernos medios de elevación. Las vacaciones de invierno se viven a pleno en cada rincón de la ciudad.

En este marco, Alma del Lago Suites & Spa recibió a sus huéspedes con su parque completamente nevado, una verdadera postal. Los niños se entretuvieron haciendo muñecos de nieve; mientras los adultos disfrutaban del relax de su spa con piscina climatizada cubierta y vista panorámica al Lago Nahuel Huapi, después de una jornada en el cerro.

Alma del Lago Suites & Spa 3.jpg

El hotel se encuentra a tan sólo 1000 metros del centro de Bariloche, a orillas del lago, con todos los servicios y detalles de un cinco estrellas, cada habitación está perfectamente adecuada a la exigencia de los huéspedes, contando con Jr. Suites y Deluxe Suites para 4 y 5 personas, ideales para familias donde los menores hasta 15 años se alojan gratis.

El spa, además de su piscina cubierta climatizada con vista al “Gran Lago”, cuenta con jacuzzi, sauna seco, duchas escocesas, salas privadas para masajes y Gym. El lugar ideal para “Despertar los sentidos y recuperar la calma”

Alma del Lago Suites & Spa 2.jpg

En su restaurante Terra es posible disfrutar de la cocina mediterránea con toques patagónicos, donde la trucha, el cordero y las carnes rojas son protagonistas. Mientras que en Mítico Bistró esperan tapas, sándwiches gourmet, tablas regionales, ensaladas, vinos y tragos clásicos y de autor.

El contexto no cambia, copa en mano lo que se ve es el Nahuel Huapi y la Cordillera de los Andes nevados, nada más y nada menos. En Alma, la conjunción no puede ser mejor: toda la magia de la naturaleza junto con el confort que requiere el turismo de alta gama.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario