Mundo

Renunció Rajoy a la conducción del PP y se abre incógnita por su sucesor

El expremier Mariano Rajoy anunció este martes que abandona la presidencia del Partido Popular (PP) tras ser desbancado de La Moncloa por el socialista Pedro Sánchez.

El nuevo líder del PP será elegido en un congreso extraordinario y Rajoy estará hasta entonces al frente del partido. "Es lo mejor para el PP, para mí y creo que también para España y lo demás no importa nada", dijo Rajoy ante el comité ejecutivo de su partido.

Rajoy fue presidente desde 2011 hasta que la semana pasada prosperó una moción de censura presentada en su contra por el socialista Pedro Sánchez, premier desde el sábado.

De 63 años, Rajoy ha estado 37 en política, y desde 2004 era presidente del PP.

La fecha del congreso extraordinario del partido se conocerá el lunes y se prevé que será antes de que termine el mes de julio. A diferencia de la forma en que él fue elegido para liderar el PP -fue nombrado directamente por el ex premier José María Aznar- ahora la decisión estará en manos del partido.

Rajoy comenzó su discurso en que anunció su abandono de la presidencia del PP denunciando el, a su juicio, "precedente grave en nuestro país" que se ha creado con el nombramiento de Sánchez sin que haya ganado unas elecciones.

La moción de censura que Sánchez presentó contra Rajoy tras conocerse la sentencia que condenó al PP por corrupción ha sido la primera que ha prosperado de las cuatro que se han presentado en la democracia española.

"Va a gobernar alguien que ha perdido las elecciones, alguien que no ha ganado unas elecciones nunca", insistió. "Hemos perdido el gobierno y pasamos a la oposición pero no ha sido por la censura de los españoles", añadió.

Además, respecto de los 84 diputados con que cuenta el partido socialista (PSOE) en el Congreso de los Diputados -el PP gobernaba con 137- dijo que el gobierno nace con "una debilidad extrema" y con "pésimos compañeros de viaje", en referencia a los independentistas catalanes y vascos que apoyaron la moción de censura.

Sobre la sentencia que condenó al PP por corrupción por el caso Gurtell consideró que "hemos asistido a un ejemplo insuperable de la postverdad".

Argumentó que "ni el PP fue condenado penalmente por Grtell" -fue condenado por lo civil a pagar 245.492 euros por lucrarse-, "ni el gobierno del PP tenía ninguna relación con el caso", la condena recayó en el ex tesorero del partido Luis Bárcenas a 33 años de cárcel.

Desde los partidos progresistas, Alberto Garzón, de Izquierda Unida (IU), afirmó que "el problema no era solo Rajoy sino todas sus políticas que van a seguir defendiendo" en el PP.

Podemos dijo en alusión a los partidos que apoyaron la moción de censura de Sánchez: "Rajoy no se va, le echamos".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario