Edición Impresa

Repsol aclaró que venderá rápido bonos por nacionalización de YPF

El consejo de administración de la española Repsol avalará en términos generales el acuerdo con la propuesta de pago que la Argentina le hizo a la compañía en noviembre pasado por la expropiación del 51% de las acciones de YPF. Según les aclararon los europeos a los negociadores argentinos, los u$s 5.000 millones que se le entregarán a Repsol serán vendidos en un plazo de no menos de un año para que la petrolera se haga de efectivo; por lo tanto, el título público luego se volcará en los mercados de capitales, con lo que Argentina verá aumentada la oferta de deuda en circulación en la plaza. El monto del acuerdo fue cerrado y los propios integrantes del consejo de administración ya saben que deberán aprobar o rechazar la propuesta; y se descarta que haya la cantidad de manos levantadas mañana para que el acuerdo sea aprobado. El viernes se especulaba con que la votación no sólo sería positiva, sino que el acuerdo se aprobaría por unanimidad. Un día después, el mismo consejo presentará ante los accionistas los resultados finales del ejercicio 2013, con un resultado positivo de "1.279 millones de euros después de impuestos", según el mensaje que el consejo les envió a los integrantes el cuerpo para que se tenga en cuenta al votar mañana. En el mensaje, al que tuvo acceso este diario (ver facsímil), también se menciona que el orden del día es tratar "el principio de acuerdo anunciado en el mes de noviembre sobre las acciones de YPF SA e YPF Gas sometidas al proceso de expropiación", donde "se revalúan las acciones expropiadas a u$s 5.000 millones de dólares".

El argumento que los ejecutivos de la petrolera esgrimirán para que el consejo apruebe esta negociación con la Argentina es que con la venta paulatina de ese bono con el que pagará el Gobierno de Cristina de Kirchner la expropiación en el mercado de capitales Repsol tendrá dinero de sobra para el plan de inversiones fuera de las fronteras españolas previsto en el programa Estrategia 2016 de la petrolera. En especial se mencionan el proyecto Pao de Azúcar en Brasil; la expansión de las actividades en Argelia y una nueva refinería en Bilbao. Los tres avances se harían con el dinero fresco que aportaría la venta de los títulos con los que la Argentina pagará su deuda.

Se espera igualmente que el presidente del consejo, Antoni Brufau, avale el acuerdo y no ponga trabas en el momento de votar. De hecho, se sabe, los principales accionistas de la petrolera aprueban cerrar rápidamente las negociaciones con la Argentina. En este listado se ubican, primero, Caixabank, que detenta el 11,82% de las acciones, y la mexicana Pemex, con el 9,3%. Aún sin definición se encuentra la constructora española Sacyr Vallehermoso, que posee el 9,23% de los votos, y los inversores de Singapur de Temasek, algo reacios desde noviembre a aprobar un acuerdo con la Argentina.

Desde la conducción de Repsol se descuenta que mañana el consejo tendrá los votos suficientes para aprobar el acuerdo y someterlo al escrutinio final de la rueda de accionistas que tendrá que avalar todos los datos de 2013 y los planes hasta 2015. Como dato curioso hay que mencionar que entre los que hablarán en la reunión de accionistas de marzo estará BlackRock, uno de los fondos de inversión más grandes del mundo que se presentó a favor del Gobierno de Cristina de Kirchner en el juicio contra la Argentina en los tribunales de Nueva York que encabezan el Elliot de Paul Singer y el Dart de Kenneth Dart. El Blackrock cuenta con un total del 1% de los votos, muy poco para incidir en el resultado de este acuerdo entre Repsol y el Gobierno para dar por concluido el litigio surgido en 2012 con la expropiación de YPF.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario