Edición Impresa

Reseña informativa de fallos

SELLOS

Formularios de solicitud de prestación de servicios. No gravabilidad.

Las Corte manifestó que los formularios en virtud de los cuales los usuarios solicitan a las empresas de telefonía móviles la prestación del servicio, no reúnen los requisitos típicos de todo instrumento a la luz del Impuesto de Sellos y, en consecuencia, los actos instrumentados de dicha forma, no estarían alcanzados por tal Tributo

Para así decidir, entendió la Corte que por medio de tales formularios, los usuarios solamente hacen su petición en relación a la posibilidad de recibir tal servicio pero que de ello no surge un acto jurídico que sea plausible de ser alcanzado por los requerimientos del Impuesto de Sellos, a la luz de la Ley de Coparticipación Federal

A su vez, recuerda que el instrumento en virtud del cual se pretenda aplicar dicho Impuesto, debe poseer la característica de la “autosuficiencia”, algo que no ocurre con la carta oferta, pues para que cobre virtualidad como acto jurídico, es necesario que medie la aceptación de la otra parte

Al no existir dicha aceptación, ello es prueba de que el acto jurídico no se ha completado y, por lo tanto, no corresponde la aplicación del Impuesto

Este pronunciamiento de la Corte, si bien se sustenta en una interpretación meramente basada en los elementos constitutivos del Tributo, parecería hacer un guiño respecto de las cartas ofertas, cuya naturaleza jurídica se encontraba cuestionada por algunos Fiscos y, a la luz del fallo, parecería ser que podrían comenzar a darse situaciones donde la carta oferta, que no estaría alcanzada por el Impuesto de Sellos, cobre mayor relevancia en las relaciones comerciales

Corte Suprema de Justicia de la Nación, “Telefónica Móviles Argentina SA c/ Prov. Tucumán”, 277/2012, 4/06/2019

DELITOS ADUANEROS

El dinero no es mercadería a fines aduaneros

La interpretación de la cual se entiende que el dinero es una mercancía a fines aduaneros, se asemejaría a una regresión en el tiempo en la cual aún comerciábamos mediante el trueque

Tal fue el temperamento de la Sala A de la Cámara Penal Económica, al entender que el dinero no es una mercadería que sea susceptible de importación y/o exportación.

No obstante, recordó la Sala, que tal no ha sido el criterio uniforme por parte de esa Cámara Penal Económica, pero que es, en definitiva, la interpretación adecuada a la luz de los preceptos emanados de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en tanto no cualquier acto que afecte la política económica, debe ser considerando como contrabando

Pues los bienes jurídicos protegidos en el marco del contrabando, son distintos a aquellos contenidos en los Delitos Cambiarios

Por otro lado, la Sala señala otro elemento relevante en cuanto a este tipo de actividad, el cual se refiere a la ausencia de dolo

Pues, lo que eventualmente sucedió en el caso, es que el sujeto se sometió al control aduanero sin ningún tipo de impedimento

A su vez, de las declaraciones mismas de los funcionarios que efectuaron el control, surge que el dinero no se encontraba oculto en el equipaje, sino que era transportado por la forma habitual, en la billetera y, sumado a ello, fue la propia persona quien manifestó cuanto tenía y puso a disposición el dinero en cuestión

Todo ello, alcanzaría para entender que no ha existido una intención clara de burlar el control aduanero y, en consecuencia, según la Cámara, no habría delito

Cámara Penal Económica, Sala A – “D., N. E. s/ Infracción Ley 22.415”, CPE211/2019 –15/05/2019

SALIDAS NO DOCUMENTADAS

No es una sanción. El caso de las facturas apócrifas.

En tales términos, se manifestó la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal en un reciente caso de facturas apócrifas

Pues, bien sabido es que, toda erogación que no posea una justificación documental legítima, es plausible de ser alcanzada por el Impuesto a las Salidas No Documentadas

Al respecto, esto ocurre en situaciones como la presente, en donde ha mediado facturación apócrifa y, por lo tanto, entiende el Fisco que la salida del dinero no encuentra una razón legítima

Al respecto, ya se ha expresado la Corte en relación a la adecuación típica del citado Impuesto con todos los elementos característicos de los Tributos, es decir, el Impuesto a las Salidas No Documentadas, es un Tributo en todos sus elementos

Ahora bien, lejos de interpretar que el mismo ya se constituye en si mismo como una sanción por la salida de dinero no documentada, la Cámara ha entendido que esto no es así

Por ello, es que no solamente el Fisco estaría facultado a percibir dicho Impuesto, sino inclusive a cobrar la multa por su falta de declaración y posterior pago

Entendió la Cámara, que esto no sería sancionar dos veces la misma conducta, es decir, la erogación monetaria no documentada, sino que el Impuesto y la sanción correrían por dos caminos distintos

Es decir, que el Impuesto no es en si mismo una sanción

Otra mala noticia para quien utilice facturas apócrifas que deberá pagar ahora tanto Impuesto como multa

Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal– 16/05/2019– “Nuevo Sistema S.A. c / DGI s/ Recurso Directo de Organismo Externo”, 49.639/2018

(*) www.horaciocardozo.com.ar, Profesor del Posgrado en Derecho Tributario (UBA-Derecho)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario