Edición Impresa

Restyling con toque tecno

Además de ligeros cambios estéticos, el buque insignia del óvalo suma control de velocidad crucero adaptativo con sistema anticolisión.

1| El buque insignia de Ford presentó un restyling de su quinta generación para consolidar su posición en el segmento de la alta gama, donde los sedanes dan batalla ante la avanzada de los SUV. La actualización anterior se había realizado en 2017. Llega importado desde México con dos niveles de equipamiento SEL y Titanium.

2| Si bien tiene algunos cambios estéticos, mantiene su impronta de deportividad con una cuota de estilo. Las novedades se encuentran en paragolpes, ópticas traseras, faros antiniebla y el diseño de las llantas de aleación de 18 pulgadas que logran otorgarle un look más moderno.

3| En interior se destaca por un confort y la gran habitabilidad con materiales y terminaciones de un vehículo de esta categoría.

4| Mantiene el motor naftero Ecoboost 2.0 de 16 válvulas, con turbo, intercooler, inyección directa, 240 cv y 345 Nm de torque. Está asociado a una caja automática-secuencial de seis velocidades con levas al volante. Tracción delantera.

5| El comportamiento dinámico es destacable. Pese a ser un vehículo de gran porte, se mueve con agilidad en la ciudad. La buena asistencia de la dirección ofrece una respuesta liviana a baja velocidad pero, lógicamente, se va endureciendo a medida que avanza el velocímetro. Los 240 caballos dicen “presente” cuando se pisa el acelerador. La suspensión hace olvidar todo tipo de irregularidad de terreno aunque su trompa de bajo despeje obliga a tomar precauciones a la hora de pasar alguna cuneta profunda. En la ruta, el confort de marcha es excelente. Se lo siente bien plantado y seguro. La sexta marcha permite un andar relajado con el motor girando por debajo de las 2.000 RPM.

6| En cuanto a las prestaciones, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en alrededor de 7 segundos y una recuperación de 80 a 100 km/h en poco más de 4 segundos. El consumo a 100 km/ no llega a 7 litros/100 km y ronda los 12 litros en ciudad.

7| La novedad tecnológica en la versión Titanium -manejada para esta nota- es la incorporación de control crucero adaptativo con función Stop & Go que “copia” la velocidad del vehículo que va adelante y, en caso de que disminuya, bajara automáticamente la velocidad de Mondeo. Un sistema que funciona como un “antichoque”. También suma asistente de pre-colisión con detección de peatones para evitar accidentes.

8| También cuenta con otros elementos de seguridad como, por ejemplo, ocho airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, sistema de asistencia de arranque en pendiente, monitoreo de presión de neumáticos, entre otros.

9| En cuenta al confort, por ejemplo, está equipado con asistencia activa de estacionamiento paralelo y perpendicular, cámara de retroceso y conectividad mediante sistema Sync #, apertura de puertas mediante código y encendido remoto mediante llave inteligente.

10| Ofrece garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. El precio de la versión Titanium es de $1.739.000.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario