Mundo

Revés para Boris Johnson: la Corte británica declara "ilegal" la suspensión del Parlamento

El máximo tribunal de Reino Unido rechazó la decisión del primer ministro al declarar ese acto "ilegal, nulo y sin efecto". Johnson advirtió que no cederá.

La Corte Suprema del Reino Unido dictaminó hoy por unanimidad que es ilegal la decisión del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento durante cinco semanas, previo a las fecha límite para aplicar el Brexit, como se llama a la salida británica de la Unión Europea (UE).

Al cabo de tres días de deliberaciones, los 11 jueces del tribunal resolvieron que Johnson no debió haber pedido a la reina Isabel II que suspendiera el Parlamento, medida que se aplicó el 10 de septiembre pasado y hasta el 14 de octubre próximo.

Brenda Hale, presidenta de la Corte Suprema, dijo que el consejo de Johnson a la reina fue "ilegal, nulo y sin efecto".

"Una decisión de prorrogar o aconsejar a la reina, es ilegal si la prórroga tiene el efecto de frustrar o prevenir sin justificación razonable la capacidad del Parlamento para llevar a cabo sus funciones constitucionales como legislatura y el organismo responsable de la supervisión del Ejecutivo", subrayó la jueza.

En el Parlamento, el fallo fue celebrado por el portavoz de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que resaltó que los jueces rechazaron el cierre fuera simplemente una práctica estándar para permitir un nuevo discurso de la reina y reclamó la reapertura de las sesiones.

"Han reivindicado el derecho y el deber del Parlamento de reunirse en este momento crucial para examinar al Ejecutivo y pedir cuentas a los ministros" declaró a los medios.

Afirmó que la Cámara de los Comunes (diputados) debe reunirse sin falta y que por este fin consultará a los líderes del partido con carácter de urgencia.

Antes de conocerse el fallo del tribunal supremo, Boris Johnson, quien se encuentra en Nueva York para asistir a una cumbre climática de la ONU, no descartó pedir una nueva suspensión del Parlamento si la Corte Suprema dictaminaba que abusó de sus poderes como primer ministro.

También indicó que no se siente obligado a renunciar a su cargo si los jueces dictaminan que engañó a la Reina para suspender el Parlamento.

Por otra parte, el primer ministro británico descartó una nueva prórroga de la fecha límite actual del Brexit, dispuesta para el 31 de octubre.

La semana pasada, los 11 jueces supremos escucharon las apelaciones de dos demandas judiciales por separado sobre la decisión de Johnson de suspender el Parlamento, medida que enfureció a muchos legisladores quienes dijeron que fue un intento de silenciarlos en un momento crucial para el proceso del Brexit.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario