Edición Impresa

Revés para Weretilneck: el Tribunal Electoral no habilitó su reelección

El gobernador aún puede recurrir al Superior Tribunal de Justicia para ver si habilitan su candidatura para las elecciones del próximo 7 de abril.

El Tribunal Electoral de Río Negro falló este martes contra la candidatura del actual gobernador Alberto Weretilneck para buscar un nuevo mandato en la provincia. La decisión sorprendió al oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN), y la batalla judicial escalará ahora al Superior Tribunal de Justicia local.

De esta manera, el tribunal hizo lugar a las impugnaciones presentadas por Cambiemos y por el FpV, espacios desde donde argumentan que la postulación del mandatario es inconstitucional y, por lo tanto, debería quedar excluido de los comicios del 7 de abril.

“Fue un baldazo de agua fría”, dijeron a ámbito.com desde la provincia. El fallo unánime fue inesperado y contó con votos de Sandra Filipuzzi, María Luján Ignazi y Ariel Gallinger. Si bien en la provincia las tres fuerzas anticipaban un final en la Corte, incluso nacional, en JSRN no esperaban tener que remontar un primer fallo adverso.

La discusión está dada en torno al artículo 175 de la Constitución provincial, que indica que gobernador y vice pueden ser reelectos y sucederse recíprocamente por un período. Y Weretlineck llegó como vice en 2011 y asumió la gobernación al mes por el asesinato de Carlos Soria. Es decir, tanto Cambiemos (impulsa la candidatura de la diputada nacional radical Lorena Matzen) como el FpV (encabeza la fórmula Martín Soria, intendente de General Roca) sostienen que la Carta Magna iguala cargos de gobernador y de vice; por lo tanto, Weretilneck ya tendría cumplido los dos mandatos. Ese ese el criterio que convalidó el Tribunal Electoral.

Por su parte, en JSRN argumentan que para que haya reelección tiene que “haber una elección anterior para el mismo cargo” y que para la sucesión recíproca “deben existir dos candidatos elegidos para ambos cargos en una primera elección y luego ser elegidos por segunda vez, pero de forma invertida”.

Asimismo, desde el entorno de Weretilneck recalcan que éste fue elegido gobernador en una sola ocasión en 2015, ya que su asunción al frente del Ejecutivo en 2012 fue por la muerte de Soria y “no por el voto popular”. “Recién en 1988 se incorporó la figura del vicegobernador. Antes no existía. Esto demuestra que son cargos independientes”, mencionaron desde despachos provinciales.

Para colmo, los tiempos apremian ya que falta un mes y medio para la elección. En el oficialismo provincial sostienen que “no hay plan B” para Weretilneck, quien presentó como compañera de fórmula a Arabela Carreras, actual ministra de Turismo Cultura y Deporte. Por lo pronto, la mesa chica de JSRN preparaba ayer la apelación para presentar en el Superior Tribunal de Justicia.

El caso rionegrino tiene similitudes con el de La Rioja, con la candidatura del gobernador peronista Sergio Casas, aunque este último optó por una enmienda constitucional, cuyo resultado a su favor es impugnado en la Corte Suprema de la Nación por Cambiemos. A diferencia de Weretilneck, Casas tuvo un guiño de la Justicia: la Procuración General opinó que el máximo tribunal no debe intervenir en un tema provincial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario