Economía

Revisan sueldos de ejecutivos: 11% son en dólares

Las empresas elaboran diferentes estrategias para evitar que los ingresos de los altos mandos pierdan poder de compra.

El contexto de inflación obligó a las empresas a revisar los salarios de sus ejecutivos. La mitad de las grandes compañías espera otorgar incrementos en línea con la inflación, mientras que otro 50% estiman que concederán un incremento promedio del 41,31%. Los datos corresponden a la consultora internacional de recursos humanos Mercer. El trabajo indica además que “un 11% de los CEO define su salario en dólares y, para pagarlo, lo convierten a pesos considerando el tipo de cambio vendedor del Banco Nación del mes”.

La investigación fue hecha el mes pasado entre 45 compañías y subsidiarias de empresas extranjeras y procura reflejar algunas de las estrategias que están desarrollando las empresas para reacomodar los salarios de sus principales directivos, en el contexto de inflación alta.

Por ejemplo, en el caso del bono anual que perciben este grupo de empleados, lo definen al valor dólar cuando el salario del CEO también es en moneda dura.

Respecto al incentivo de largo plazo, que generalmente se vincula a los objetivos cumplidos por la corporación, la mayoría tiene un plan para el CEO y la primera línea de reporte, mientras que para los siguientes niveles es menos prevalente. En aquellos casos en que el plan existe, está mayoritariamente definido en dólares.

Por otro lado, el reporte indica que la mitad de las empresas vincula la evolución de los ingresos de sus altos cuadros a la inflación; eso implica incrementos para este año de entre el 54% y 55%, tal cual viene evolucionando el IPC cada mes.

“El contexto económico actual ha provocado que la mayoría de las compañías tengan que revisar salarios, beneficios e incentivos de corto y largo plazo para sus ejecutivos: director general, CEO, primera y segunda línea de reporte”, señala la consultora.

La directora de Career de Mercer, Ivana Thornton, explicó que “si bien con posterioridad a la devaluación se reciben consultas respecto a la dolarización de la compensación ejecutiva, no es una práctica generalizada del mercado”. De acuerdo con la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) que estima la Universidad del CEMA, en agosto la inflación para los altos mandos de las empresas fue de 3,4% con una suba interanual de 51,2%. El costo de la CPE en dólares registró una baja de 16,6% contra julio y se ubicó en u$s4.001. En relación con agosto de 2018, la CPE en dólares cayó 13,6%. En 2018 el costo en dólares de la CPE fue, en promedio, de u$s5.050, mientras que en 2017, 2016 y 2015 el promedio fue u$s6.181, u$s5.500 y u$s4.605 respectivamente.

“La volatilidad de Argentina en términos de devaluación y alta inflación, en donde en algunas ocasiones la inflación crece más aceleradamente que la devaluación y, viceversa, hace que a las compañías le resulte difícil migrar su política de pago a dólares, porque entienden que lo que puede resultar beneficioso para un ejecutivo en un momento determinado puede perjudicarlo en un plazo no muy lejano”, explicó.

La especialista indicó que “en general, aquellos casos que tienen su compensación definida en dólares responde más a que son perfiles o puestos empleables en el mercado internacional, más que a una respuesta específica a la coyuntura actual”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario