Placeres

Richie Ramone: "En Argentina nos sentimos como los Beatles"

Es el único de todos los bateristas que formaron parte de la historia de The Ramones que se dio el lujo de cantar y hasta de componer. Es creador de "Somebody put something in my drink", una de las 20 canciones más populares del grupo neoyorquino. Se llama Richie Ramone y este miércoles 2 de mayo se presenta en Uniclub como parte de una gira sudamericana que también lo llevará por Chile, Brasil y Uruguay. "Es siempre genial volver aquí. Es uno de los mejores lugares del mundo para tocar. Siempre estamos contentos de regresar", le dice a AGENDATE.

Periodista: Estabas en una fiesta cuando te dijeron que los Ramones buscaban un baterista, ¿cómo fue tu reacción?

Richie Ramone: Me enteré por uno de sus asistentes de que estaban audicionando para baterista y le manifesté: 'deciles que estoy disponible'. Entonces fui a una audición ciega. Después volví dos o tres veces y fue genial. Estaba en el lugar indicado en el momento indicado.

P.: ¿Cómo fue tu primera impresión cuando viste a los Ramones? ¿Eran lo que imaginabas?

R.R.: No recuerdo si tuve una primera impresión. Eran mi gran banda desde que era adolescente, desde los 13 o 14 años. La primera vez que nos encontramos estaba nervioso, pero a ellos le gustó lo que hice y yo amaba su música así que estuvo bien. Una vez que tenés la confianza, conocés quién es quién y qué es lo que hace cada uno.




P.: A lo largo de los años, los Ramones tuvieron distintos bateristas: ¿cuál es la característica que te diferencia de los demás?

R.R.: A Joey le gustaba mucho cómo tocaba y también que yo escribiera y cantara. Él me empujó a que lo haga; fue un amigo que me impulsó a escribir y a cantar junto a él. Fue muy inspirador para mi carrera, me hizo sentir como si tuviera los brazos abiertos para mí desde el principio.

P.: La primera vez que los Ramones tocaron en la Argentina fue en Obras y vos eras el baterista en ese momento ¿qué es lo primero que recordás de ese show?

R.R.: Fue en 1987, un momento en que muchas bandas llegaron por primera vez allí. Estábamos en shock. Los fanáticos, la gente era muy linda; todos parecían locos. Nos sentíamos como una súper banda, como si fuéramos los Beatles. Nunca vimos una reacción así en ninguna parte del mundo, estábamos muy emocionados de estar allí. Yo puedo reconocer todos los lugares que voy, pero la gente no me conoce. Creo que en ningún otro sitio saben que existo (risas).

P.: Se habla mucho de las diferencias políticas entre los integrantes de los Ramones, principalmente entre Joey y Johnny: ¿cómo vivías esa situación?

R.R.: Estaba en el medio de todos ellos. Yo no los vi peleando o sin hablar. No eran mejores amigos, pero tampoco era tan grave. Creo que los medios jugaron demasiado y lo estiraron hasta un punto que realmente no era así. Quizás, después de que me fui, eso se profundizó; pero durante el tiempo que estuve no fue así. Johnny siempre tuvo una vida muy privada; nunca lo veías más allá de un show. No venía a las cenas o a las salidas, solo se lo veía para tocar. Es decir, solo aparecía cuando había trabajo.

P.: "Somebody put something in my drink" es una de las canciones más populares y reversionadas de los Ramones ¿qué te genera eso?

R.R.: La verdad es que es una buena canción, es la primera del disco "Animal Boy". Es una historia que cuento todo el tiempo. Me pasó cuando era adolescente, a los 18 años, antes de los Ramones. No tenía dinero y fuimos a un bar donde, mientras la gente bailaba, nos robamos unos tragos y los bebimos sin saber que tenía. Nos quedamos por ahí bebiendo de los vasos de la gente que bailaba y algunos tenían LSD o algún alucinógeno. La verdad es que no sabía que tenían y me empecé a sentir divertido y luego, muy mal. Tenía ganas de ir al hospital. Finalmente le conté esa historia a Dee Dee y me dijo que la tenías que hacer canción.

P.: Diez años después de irte de los Ramones comenzaste tu carrera solista, ¿fue un paso difícil para vos?

R.R.: Realmente fue difícil hacer el primer disco. Por cerca de nueve o diez años estuve girando en torno a la nada, pero siempre sentí que había algo que me estaba molestando. Sentía que seguía haciendo música vieja. En 2005 o 2006 fui al evento que celebra la vida Joey Ramone y toqué. A la vez, también comencé a escribir y había gente que me hablaba de hacer mi propio álbum, pero yo nunca había hecho uno. Entonces dejé que sucediera, armé mi propia banda y ya llevó varios años tocando. Fue diferente, pero me gusta mucho. Creo que hacemos un buen show; si no lo creyera así no lo haríamos.

P.: ¿Qué es lo que van a tocar con la banda durante su gira latinoamericana?

R.R.: Esta vez estaremos cerca de tres semanas. Visitaremos Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Siempre la pasamos muy bien; me encantar ir allí. La gente es fantástica y hay un montón de fans. Ustedes tienen sentimiento, tienen corazón y tienen alma, eso hace a uno buen músico, buena persona. La comida y el vino son maravillosos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario