Edición Impresa

Riesgo-país trepó 3%, a 875 pb (se elevó 7,1% en dos días)

Tras marcar un mínimo de 821 el último viernes, el riesgo-país argentino pegó la vuelta y completó dos ruedas con fuerte repunte, acercándose nuevamente a los 900 puntos básicos, en medio de otra toma de utilidades en los títulos argentinos, y ante un contexto global algo más complejo que en las jornadas precedentes. El índice elaborado por el banco JP Morgan aumentó un 3,06% (25 unidades), a 875 puntos básicos, con los bonos nominados en dólares ensayando una nueva toma de ganancias, por lo que cayeron hasta un firme 1,8%. Ofrecidos desde el arranque, cayeron u$s0,50 en el tramo corto y u$s1 a partir del tramo medio de la curva.

En apenas dos jornadas, el indicador acumula un rebote del 7,1%, luego de la abrupta baja registrada en las últimas dos semanas a partir del “efecto Pichetto”. “Esta semana muestra una cara diferente a la anterior en los mercados globales. Se aleja la idea de un acuerdo en torno a la guerra comercial. Además, las palabras de Powell sobre los riesgos de enfriamiento de la economía, aunque con una mayor probabilidad de recorte de tasas, complicaron el panorama para los activos de riesgo. El dólar subió en el mundo y las tasas siguieron cayendo”, explicó Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital.

En tanto, Amílcar Collante, miembro de CESUR (Centro de Estudios Económicos del Sur), resaltó que “si tomamos los niveles que tuvo, es un punto aún más bajo que hace poco menos dos meses, cuando la incertidumbre electoral era mayor”. Para el analista, “es difícil ver una mayor compresión de la ya observada (de 1.008 a 821) porque no es claro quién va a ganar y falta mucho”.

En medio de este panorama, el S&P Merval operó con volatilidad y ganó 0,4% a 40.292 puntos, en medio de la debilidad de las plazas externas, aunque los inversores mantienen cierto optimismo por las oportunidades que genera la tranquilidad del mercado cambiario. Entre mejores recorridos del día sobresalieron Aluar (+5%), Ternium (+3,6%) y Banco Macro (+2,8%). Por el contrario, Cresud cayó 4,33%, en tanto que Cablevisión descendió el 3,1% Por su parte, el dólar extendió ayer su marcha bajista, cedió otros 17 centavos, a $43,48, presionado por la liquidación de divisas desde el sector exportador, una tendencia que trae cierto alivio al tenso mercado financiero donde la incertidumbre política se agiganta de cara a las primarias de agosto y a las presidenciales de octubre. Por su parte, el mayorista bajó seis centavos a $42,38. El volumen operado cedió un 8% a u$s897 millones.

En lo monetario, el BCRA convalidó otra baja de tasas de las Leliq, de 81 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 63,025% y se acerca al piso de 62,5% que fijó el Comité de Política Monetaria del BCRA para junio. El total adjudicado fue de $225.123 millones y a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $14.767 millones.

El dólar blue restó 34 centavos, a $44,10. En el mercado de dinero entre bancos el call money operó al 61,5%. En el segmento de futuros Rofex se negociaron u$s2.166 millones. Todos los plazos mostraron bajas en torno al 0,5%. Los más cortos concentraron más del 50% del total operado. Junio ($42,62) y julio ($44,69) cerraron con tasas del 57,18%. Las reservas del BCRA bajaron u$s143 millones, a u$s64.293 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario