Ambito Nacional

Río Negro: clases en riesgo por crisis

Docentes y estatales de Río Negro rechazaron la oferta paritaria del Gobierno provincial de Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro -JSRN-) para el próximo trimestre de este año y analizan medidas de fuerza.

La Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter) desestimó por “insuficiente” el incremento salarial de 7,5% para los docentes que dispuso y dejó abierta la posibilidad de un paro de actividades que afecte el retorno a clases después de las vacaciones de invierno.

También los gremios de estatales UPCN y ATE cuestionaron el incremento salarial propuesto por la administración rionegrina y alertaron sobre próximas huelgas.

La secretaria general del gremio docente, Patricia Cetera, argumentó las razones por las que fue rechazada la propuesta porcentual a los docentes con el objetivo de afrontar, en el inicio del segundo semestre del año, los volúmenes inflacionarios. La dirigente sindical dijo que teniendo en cuenta el porcentaje de la inflación, “no podemos creer el ofrecimiento de incremento para los próximos tres meses”.

Al ser consultada por la posibilidad de no iniciar el ciclo escolar luego del receso invernal, que en Río Negro inicia el próximo 15 de julio y culmina dos semanas después, la dirigente respondió que “todo es probable”.

Por su parte, UPCN y ATE tampoco se mostraron conformes con el 7,5% repartido en un 2% en julio, 2% en agosto y 3,5% en septiembre que ofertó Weretilneck durante la reunión de la Mesa de la función pública rionegrina. La última propuesta mejora la anterior, que había sido 6%.

“El Gobierno realiza análisis económicos fríos que no contemplan las verdaderas necesidades de los trabajadores, la estrategia del Ejecutivo pone en riesgo el proceso de diálogo que se ha sostenido durante el último año y medio”, advirtió el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, que así rompió la alianza que se había construido de cara a las elecciones provinciales de abril.

El sindicato ratificó su pedido inicial del 12% de aumento y anticipó que evaluará posibles medidas de fuerza en organismos provinciales.

Incluso, advirtió que “de no haber cambios, se pone en riesgo el inicio del ciclo lectivo para la segunda mitad del año”, según consta en un comunicado.

A su vez, desde UPCN reclamaron “recuperar lo perdido” y señalaron que los trabajadores “de los otros dos poderes” perciben por el mismo trabajo “el doble” que lo que reciben ellos.

“Este Gobierno agrandó la brecha entre poderes, aplicó un feroz ajuste a nuestras espaldas sin siquiera considerar un porcentaje de resarcimiento a fin de año, para igualar los índices inflacionarios como sí hicieron en el Poder Judicial y en el Poder Legislativo”, planteó el secretario general del gremio, Juan Carlos Scalesi.

Agregó que “la situación es complicada para todos los agentes del Poder Ejecutivo, especialmente para quienes trabajan en las áreas de servicios generales, con salarios que apenas superan los 20.000 pesos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario