Edición Impresa

Río Negro: PJ y Cambiemos pasan ambulancia para los heridos por la elección

Martín Soria resiste embestida de peronismo federal y sectores propios que piden su renuncia como titular del partido. Dentro de la alianza oficialista nacional volvió el debate por el "voto útil".

Las elecciones rionegrinas que consagraron la continuidad del oficialismo -desde diciembre con Arabela Carreras en reemplazo de Alberto Weretilneck- empezaron a supurar en los espacios opositores derrotados, con pases de factura tanto en el PJ como en la alianza Cambiemos. En los primeros, por un armado que no contempló a sectores orgánicos. Entre los segundos, por movilizarse a favor del voto útil en vez de pregonar un apoyo a la postulante propia.

Parte del peronismo que llevó al frente al intendente de Roca, Martín Soria, bajo la fórmula FpV, salió a cuestionar a su candidato cuando apenas se llevaba un 10% de las mesas escrutadas, el mismo domingo a la tarde-noche. Ni el PJ Federal que responde al senador Miguel Pichetto (rionegrino) ni el kirchnerismo le perdonaron a Soria que el armado no los incluyera. El roquense apostó por un armado propio, más transversal, y se amplió con sectores de centroizquierda, con principal referencia en su compañera de fórmula Magadalena Odarda, ex CC-ARI. Respecto de Pichetto, Soria rompió con el senador y el PJ Federal se inclinó de forma explícita por el partido del gobernador Alberto Weretilneck. Respecto del kirchnerimo, bloqueó las intenciones de que la lista se armara desde el Instituto Patria. Así, el dirigente K Oscar Parrilli felicitó a Juntos Somos Río Negro (JSRN) antes de que Soria reconociera la derrota. Y la referente de Unidad Ciudadana en la provincia, la senadora Silvina García Larraburu, atribuyó la derrota al discurso de campaña, que “no tuvo nada que ver con el discurso histórico del peronismo”. “Atrasa y no tiene nada que ver con el momento”, remarcó García Larraburu, con los primeros resultados oficiales. “El conductor, con una profunda inseguridad, minimizó todo en lugar de tener un proceso expansivo”. Y agregó que Soria “debería dar un paso al costado, como en su momento lo hizo Pichetto”.

Tampoco el referente de La Cámpora Martín Doñate demoró en cuestionar a Soria vía Twitter y llamar a “construir nuevos liderazgos en Río Negro”. La disputa tuvo ayer un nuevo capítulo, cuando el legislador Raúl Martínez (FpV) llamó a la realización de un congreso partidario para pedir la renuncia de la conducción del PJ que preside Soria. “Hubo un gran destrato hacia varios sectores de parte de la conducción partidaria que se manejó con otros criterios, cerrados, y los resultados están a la vista”, dijo Martínez, según consignó el sitio ADN Río Negro. También Pichetto anunció el desembarco del PJ Federal en la provincia.

Pese a esto, Soria se mantuvo firme ayer. En un mensaje a la militancia que envió por WhatsApp, afirmó: “Las urnas no sólo dijeron quiénes seguirán en el Gobierno, sino que también encomendaron a quienes asignarles la difícil tarea de ser y llevar adelante la oposición”. “Ganamos legítimamente, en una pelea desigual, la enorme responsabilidad de ser la única oposición en la provincia frente a un Gobierno neoliberal que condena a la desigualdad y la pobreza a nuestro pueblo”, agregó.

Por el lado de Cambiemos, se tensionó la relación principalmente con el PRO, al que acusan los radicales de no trabajar lo suficiente en torno de la candidatura de Lorena Matzen. Se sabía en la previa que la Casa Rosada apostaba por la victoria de JSRN para impedir el avance PJ, ante la segura derrota de Matzen. Ayer, el diputado nacional Sergio Wisky salió a aclarar: “No trabajé para otro partido”. Antes, Juan Martín, también PRO y el único representante que tendrá Cambiemos en la legislatura provincial desde diciembre, había señalado que la dirigencia del sello amarillo en la campaña “se quedó mirando Netflix”.

En el bando de los ganadores, también hubo movimiento. En este caso, fue el gremio ATE el que buscó ayer en una audiencia con Weretilneck un reconocimiento tras haber apoyado a JSRN en las elecciones. Un respaldo clave en especial en Viedma, donde Carreras también se alzó con la victoria. Tras el encuentro de ayer, el gobernador publicó en las redes sociales: “Acordamos el adelanto del pago del concepto de indumentaria ($4.000) el próximo 20 de abril, por planilla complementaria, para más de 18 mil agentes de la administración pública provincial”. Antes de los comicios había ordenado un pase a planta masivo y acordado los términos de las paritarias para la primera parte del año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario