Política

Rodríguez Simón, el compañero de lista multiprocesado de Mariana Zuvic

Tras un durísimo revés en la Justicia, el segundo en la lista de candidatos a mercodiputados del frente opositor Cambiemos, el multiprocesado Fabián Jorge Rodríguez Simón, se sumó a la ola mediática de renunciamientos de fueros que inició la carrioísta Mariana Zuvic en una radio del Grupo Clarín.

Rodríguez Simón es el operador en la Justicia porteña de Mauricio Macri. En reductos de abogados y en los pasillos de los tribunales capitalinos se lo conoce como "Pepín", el experto en cajonear o impulsar causas sensibles ("litigios de alta complejidad", les dice él). Es abogado e integra la mesa de cerebritos legales de la mesa directiva de Compromiso para el Cambio, el think tank del PRO.

En Twitter se identifica como @PericlesCABA, en honor a su fantasmagórica Fundación Pericles, de la que se desconoce actividad, pasivos y activos. Los que la visitaron describen a un bar privado, al que se entra con contraseña, con una gran pista de baile en el centro, mesas de pool, cuadros, esculturas e imágenes de mujeres desnudas, caño para bailes eróticos y reservados con espejos y cortinas.

• Administrador fraudulento

Como experto conocedor de quiebras de bancos, el asesor de Macri fue consultor de importantes entidades financieras públicas y privadas. Mamó de cerca las caídas en pleno efecto Tequila del Banco de Crédito Provincial (BCP), el Patricios y el Mayo. Tan fino conoció esas maniobras que en 2009 la Cámara Federal le ratificó un procesamiento por hallarlo "partícipe necesario del delito de administración fraudulenta" por el derrumbe del banco Medefin.

En esa causa, que todavía está pendiente de juicio oral, el eximio en quebrantos quedó involucrado por asesorar a Paul Clarke y el suizo Socimer International Bank Limited, controlante de Medefin. Rodríguez Simón fue el lobbista que intermedió en 1995 entre el Banco Central y Medifin, que operaba en el país con u$s 100 millones de 10.000 jubilados españoles, para que las autoridades locales le aprueben la refinanciación irregular de una deuda por 58 millones pesos-dólar y un crédito de más de 8,6 millones pesos-dólar que fue garantizado con inmuebles, que ya habían sido constituídos como garantía de otra deuda. Sin embargo, el poder de convencimiento y seducción de Rodríguez Simón dio en la tecla. Según el fallo, el directorio del BCRA no tenía facultades para adoptar esa medida, pero lo hizo igual. El fiscal de la causa era Guillermo Montenegro.

• Hombre de Clarín

"Pepín" saltó a la fama en medio del conflicto judicial entre el Gobierno nacional y el Grupo Clarín por la constitucionalidad de la Ley de Medios. Fiel a las defensas de intereses corporativos privados, se encolumnó detrás de Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto y defendió en cuanta tribuna halló al multimedio. Hasta escribió un libro para dejar evidencia de sus consideraciones, cuando el pleito estaba en manos del máximo Tribunal. El mataburro de baja calidad se titula "Clarín y la Ley de Medios. Claves para comprender cómo resolverá el caso la Corte Suprema de la Nación". Lo curioso es que fue editado en noviembre de 2013 y el fallo a favor del Gobierno salió unos días antes.

Con colegas del estudio Llerena & Asociados Abogados, a Rodríguez Simón le atribuyen varias de las cautelares que presentó Clarín por todo el país para frenar la ley sancionada por el Congreso. Amante del festival de cautelares, también fue impulsor de otro recurso para evitar el traspaso del subte de la Nación a la Ciudad, aunque tampoco tuvo éxito.

En 2010 el abogado peronista anti-K Carlos Alfredo Tórtora lo denunció por defraudación a la administración pública y asociación ilícita. Tórtora alegaba que Macri -a través del lobby de R.S.- le otorgó a la familia de Orly Terranova un millonario contrato de publicidad en la vía pública a cambio de apoyo mutuo político para la candidatura que el piloto de rally tuvo en Mendoza.

Además le endilgan peleas internas en el PRO con el bostero Daniel Angelici por avalar la postulación a juez de primera instancia del cuestionado Martín Farrell (h), el exdirector de Habilitaciones imputado por el fatídico derrumbe del boliche Beara. En la Justicia porteña dicen que Rodríguez Simón opera en tándem con el renunciado Farrell, según cómo suena el timbre del "delivery" de causas.

• Barrabrava patotero

Años antes, en 2008, el abogado corporativista desembarcó en el Ministerio de Espacio Público, a cargo en ese entonces de Juan Pablo Piccardo. Llegó allí de la mano de otro operador judicial del PRO, José María Torello, su padrino político. En esa cartera se destacó rápidamente por ser el creador, administrador y defensor de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), la bautizada "fuerza de choque" del Gobierno porteño que "mantenía el espacio público libre de usurpadores", según sostiene el decreto que la puso en marcha.

Bajo las órdenes de "Pepín", los patovicas de la UCEP se encargaban de patrullar la ciudad por las medianoches y durante la madrugada rastreando "personas sin techo" por plazas, calles, bocas de subte, bajo autopistas y entradas de edificios públicos. Cuando los localizaban, los despojaban de sus bienes y les propinaban salvajes golpizas para desalojarlos. En esos procedimientos, los barrabrava macristas iban acompañados por un camión compactador donde arrojaban las pertenencias y hasta los DNI de los indigentes. Por 17 de esos operativos violentos, Macri, Piccardo, Rodríguez Simón y otros 14 funcionarios fueron denunciados penalmente.

Este jueves, tras seis años de dilaciones judiciales -¿otra obra de Pepín?- el juez instrucción Facundo Cubas dictó el sobreseimiento del jefe de Gobierno y del exministro, pero procesó a varios ex miembros del organismo disuelto, entre ellos el candidato al Parlasur. Rodríguez Simón y sus secuaces fueron procesados sin prisión preventiva por los presuntos delitos de "lesiones leves" y "abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público".

• Show mediático

La jefa de la Coalición Cívica de Santa Cruz y precandidata al Parlasur, Mariana Zuvic, desembarcó esta semana en Buenos Aires para montar un show mediático en una radio del Grupo Clarín sobre el posible renunciamiento a sus fueros en caso de ser electa mercodiputada en octubre próximo.

La decisión de Zuvic fue interpretada en ámbitos constitucionalistas como una nueva "jugada mediática con fines políticos", ya que ningún mercodiputado podría desprenderse de los fueros que otorga el Parlasur, similares a los que rigen para diputados y senadores de cada país miembro. Pero también porque ninguna persona puede renunciar a un cargo público del que todavía no elegido por el voto popular.

Fuentes legislativas encargadas de cuestiones técnicas vinculadas al Parlasur señalaron que "no hay antecedentes" de una medida de este tipo, en especial al tratarse de un organismo nuevo. Y opinaron que en caso de que Zuvic quisiera presentar la renuncia a sus fueros, podría hacerlo ante una Comisión, la cual la analizará y tomará una decisión, pero que será una cuestión "simbólica", ya que el protocolo de la entidad "no prevé instrumentos de renuncia a los fueros".

Con varias causas judiciales en su contra y bajo la posibilidad de recibir una múltiples condenas de hasta 10 años de prisión, "Pepín" le hizo una promesa difícil de cumplir a Zuvic a través de Twitter. "No confío en la Justicia K. Pero lo que me hicieron a mi, también te lo harían a vos. Y si vos no tenés fueros, yo tampoco. #ChauFueros".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario