Deportes

Rosario Central no levanta cabeza y empieza a despedirse de la Copa

El conjunto argentino perdió 3-1 ante Gremio en Porto Alegre y quedó último del Grupo H. Deberá ganar los dos partidos que quedan y esperar otros resultados.

Rosario Central cayó derrotado como visitante por 3 a 1 frente a Gremio de Porto Alegre y necesita de una combinación de resultados para poder avanzar a octavos de final, en un partido disputado en Brasil, por la cuarta fecha del Grupo H de la Copa Libertadores de América.

Jean Pyerre, a los 31 minutos del primer tiempo, y Leonardo Gomes, a los 10 y 38 del complemento, marcaron los goles del elenco brasileño, que logró así algo de oxígeno.

En tanto, Jonás Aguirre, a los 43 de la segunda etapa, descontó para el "Canalla", que aún mantiene chances matemáticas de pasar a octavos, pero deberá ganar los dos partidos que le restan, que Gremio pierda ante Libertad en Paragiay y que luego el conjunto de Porto Alegre iguale como anfitrión de Universidad Católica de Chile.

Rosario Central aún mantiene chances de clasificar a octavos de final porque en el otro encuentro que se disputó del Grupo H Libertad de Paraguay derrotó como visitante por 3 a 2 al equipo trasandino.

La próxima presentación del elenco rosarino será el 24 de abril en Arroyito ante Universidad Católica.

Las posiciones en este grupo tienen a Libertad líder y ya clasificado a octavos de final, con 12 puntos, el conjunto chileno está segundo con 6, Gremio tercero, con 4 y cierra Rosario Central con apenas 1.

El partido empezó muy frenético, pues ambos lo afrontaban desde hace días como una final, como el partido más importante en lo que va de año.

Renato Gaúcho quiso aprovechar la localía en Porto Alegre, su apasionada marea tricolor, y su teórica superioridad para hacerse con el partido.

En el primer tiempo, controló el juego, la posesión y el ritmo.

El lateral Everton despegó con furia, y en media hora ya había creado cuatro ocasiones de gol.

Una de ellas, de auténtico crack, al internarse por la izquierda, deshacerse de dos defensas con un autopase y disparar casi sin ángulo un balón que salió fregando el palo derecho de la portería.

Pero el gol vino por otros lados, después de constantes embates sobre el arco de Jeremías Ledesma, que tuvo muchísimo trabajo y fue uno de los jugadores más destacados de Rosario Central.

Un centro de Everton agarró solo a Jean Pyerre en el borde del área chica, que solo tuvo que empujar el balón.

La única oportunidad de los canallas fue en el 33, pero sin excesivo peligro.

Embed

Más presión

El entrenador del tricolor no dejó de insistir, de pedirles a sus jugadores que intercambiaran el balón arriba, que siguieran presionando.

Walter Kannemann y Geromel, considerada una de las mejores parejas de centrales de la Libertadores, hicieron muy bien su trabajo para evitar peligro al arco de Paulo Víctor.

El sufrimiento estaba más del centro del campo para arriba, donde se disputó buena parte del juego y había que terminar la faena.

El gol de la tranquilidad llegó en el segundo tiempo, con un pase por la izquierda de Jean Pyerre que remató Gomes.

También les dio calma a los brasileños saber que los paraguayos le habían dado la vuelta al marcador en Santiago de Chile a Universidad Católica, un resultado que les interesaba mucho.

Pese a todo, Gremio, que en lo que va de temporada ha tenido una actuación gris, no bajó el ritmo.

Quiso ir a más, para demostrar que, pese a todo, sigue siendo aspirante al título. No en vano es uno los históricos de la máxima competición continental, con tres títulos en sus vitrinas.

Tampoco decayó en ningún momento el juego, pues Rosario Central también buscó remontar, aunque con escasa fortuna.

Gomes con un disparo cruzado sentenció casi al final, y ni el gol de los argentinos cerca del fin rebajó la alegría de la afición local, que ve a su equipo de nuevo en la lucha.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario