Edición Impresa

Rusia 2018: la ola de millones detrás del Mundial

• Actualidad
Desde este jueves los ojos de millones de espectadores estarán puestos en Rusia para el evento de selecciones más importante del planeta. Se estima que lo verán por TV cerca de 3.500 millones de personas. Obras, sponsors y equipos con valores astronómicos.

OBRAS Y TURISTAS

Para la gran cita del fútbol, Rusia informó oficialmente que destinó u$s11.600 millones en infraestructura, obras que incluyen no solo los estadios sino también instalaciones para los visitantes y transporte, entre otras cuestiones. Estos gastos, sin embargo, no alcanzan a los cerca de u$s13.000 millones de Brasil 2014.

La consultora McKinsey estimó en cerca de u$s15.000 millones el aporte del evento a la economía rusa, un impacto mayor que el que tuvo en las ediciones de Corea del Sur, Sudáfrica, Alemania y Brasil, pero que apenas representa menos del 0,2% del PBI del país más extenso del planeta. "No esperamos que el Mundial contribuya de forma significativa al crecimiento económico", sostuvo Kristin Lindow, analista de la agencia de calificación financiera Moody's.

Más allá de ese impacto directo, las estimaciones de McKinsey apuntan a que el Mundial tendrá un efecto positivo para el turismo en los años venideros. Los cálculos apuntan a que la cantidad de visitantes durante el torneo será de entre 600.000 y 1.000.000.


LOS PROTAGONISTAS

Según datos de transfermarkt.com, el valor total de mercado de los 736 jugadores de las 32 selecciones supera los 10.443 millones. El plantel más caro es el de Francia con 1.080 millones. Allí se alistan figuras como Kylian Mbappé (120 millones), Antoine Griezmanm (100 millones) y Paul Pogba (90 millones). A los galos les sigue España (1.030 millones) y Brasil (981 millones), en este caso se destacan Neymar, con un valor de 180 millones, y Coutinho, con 100 millones. Fuera del podio quedaron Alemania (883 millones), Inglaterra (u$s874 millones) y Bélgica (754 millones). Mientras que la Argentina (690,5 millones) con un Lionel Messi de 180 millones, y Portugal (464,5 millones) con Cristiano Ronaldo a 100 millones, se ubican en el séptimo y octavo, respectivamente. Un caso curioso es el de Egipto, con una valoración total de 197 millones, de los cuales 150 millones corresponden a su figura, Mohamed Salah. La selección de menor valor es Panamá que apenas llega a 8,4 millones.

En cuanto a los DT, el mejor pago es el alemán Joachim Low, último campeón del mundo, cuyo salario es de u$s4,5 millones al año. Por debajo están Tite (Brasil) y Didier Deschamps (Francia), ambos con u$s4,1 millones. El seleccionador nacional, Jorge Sampaoli, percibe u$s 2,1 millones. Y en Rusia habrá otros cuatro argentinos dando indicaciones: en Egipto, Héctor Cúper (u$s1,8 millones); en Colombia, José Pekerman (u$s1,8 millones); En Arabia Saudita, Juan Antonio Pizzi (u$s1,7 millones) y en Perú, Ricardo Gareca (u$s1,3 millones).


PREMIOS

Los premios y beneficios que recibirán las selecciones y asociaciones que participarán del torneo, y los clubes, son notablemente superiores a los de Brasil 2014, según los revelado por la FIFA. En total serán u$s791 millones, frente a los u$s576 millones de la edición anterior.

Solo por jugar la primera fase los equipos se aseguran u$s8 millones. Luego tendrán premios por pasar de fase: u$s12 millones para quienes llegan a octavos y u$s16 millones por acceder a cuartos. El campeón embolsará u$s38 millones, el subcampeón u$s28 millones, el tercero u$s24 millones y el cuarto u$s22 millones. Por otro lado, la asociación de cada país recibe u$s1,5 millones para financiar los costos que implican participar del Mundial. Asimismo, se destinó un fondo de u$s209 millones para repartir entre los clubes por ceder a sus jugadores y otro de u$s134 millones para indemnizarlos en caso de lesiones.


ENTRADAS

El último dato informado por la FIFA sobre la venta de entradas señala que se habían adquirido 2,4 millones tickets, a un valor máximo de u$s1.100. Se trata de un negocio de al menos u$s500 millones. Como no podía ser de otra manera, los rusos son quienes más compraron con casi 872.000. Los que los siguen son los estadounidenses, pese a que su selección no participa del Mundial. Y otros destacados son los chinos, que tampoco juegan, y ocupan el puesto nueve del ranking. En el tercer lugar están los brasileños, favoritos según las casas de apuestas a consagrarse. En tanto que 54.031 fueron las compradas por los argentinos con renovadas esperanzas de esta vez sí ver a Lionel Messi y los suyos levantar la Copa del Mundo.

Para combatir la reventa, en el ingreso a los estadios se implementará el "Fan ID", un documento de identidad que deberán tener todos los titulares de entradas. Esta semana la FIFA denunció en Suiza a la empresa Víagogo al detectar la comercialización ilegal de entradas, con valores que van desde los u$s16.000 para el partido inaugural hasta los u$s100.000 para la final. Para el debut de Argentina ante Islandia hay tickets de entre u$s25.000 y u$s40.000. Según los cálculos, el negocio de la reventa puede alcanzar los u$s8.000 millones.


SPONSORS

Para la FIFA, el Mundial de Rusia no ha sido el mejor a la hora de cerrar acuerdos de sponsoreo. Para los analistas hubo dos factores clave: la mala imagen de la entidad madre del fútbol por casos de corrupción, y la del propio país organizador en el escenario internacional. En esta ocasión habrá menos empresas patrocinantes. No se cubrieron rubros como casas de apuestas, alimentación, seguros y neumáticos. Tampoco telecomunicaciones, por primera vez en 20 años. La renovación de contratos y nuevas empresas que se sumaron, como el gigante ruso de hidrocarburos Gazprom, le significarán a la FIFA ingresos cercanos a los u$s2.000 millones, que cuanto mucho alcanzaría para cubrir los costos operativos del torneo. Una de las marcas con mayor visibilidad durante el Mundial es Adidas, proveedora de la pelota oficial Teslar 18, y que viste a la mayor cantidad de selecciones que se presentan. Según estimaciones de la firma PR Marketing, la firma de las tres rayas espera vender casi 15 millones de camisetas y unas 10 millones de pelotas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario