Información General

Salidera bancaria violenta: motochorros balean a embarazada

Una mujer embarazada de 8 meses fue herida de un balazo por motochorros que le robaron 10.000 dólares y 10.000 pesos que acababa de extraer de un banco de La Plata, y los médicos lograron salvarle la vida a ella y al bebé, quien había sufrido un paro cardíaco y no respiraba dentro de la panza de su madre.

Por el hecho, fueron demorados un joven de 18 años que se sospecha que participó en el asalto y una mujer, a la que le secuestraron dólares en las afueras de La Plata, y se cree que habría actuado como "encubridora", informaron fuentes judiciales y policiales.

Tanto los investigadores como el marido de la víctima creen que en el hecho existió un entregador dentro del banco Santander Río de la avenida 7 y 42, en el centro platense, ya que la mujer, Carolina Rosana Pipero (34), y su esposo, Juan Ignacio Buzali, fueron el miércoles al banco y les postergaron la entrega del dinero para ayer.

El miércoles, Carolina, empleada administrativa del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense y con fecha de cesárea el 3 de agosto, concurrió a la entidad con su marido con intención de extraer 20.000 dólares para la compra de su primera casa y el pago de la escritura.

(El cajero) "le dice a ella que no le alcanzaba el dinero para darnos, la manda de vuelta a la casa, le dice que venga al otro día, que no vuelva a las diez porque era el horario que recién abría la bóveda, que por favor volviera a las once y media de la mañana", explicó Buzali en la puerta del hospital San Roque de Gonnet.

"Yo le dije que me resultaba extraño, que cómo no iban a tener veinte mil dólares. Ella me dijo que no se iba a pelear porque estaba embarazada, yo no quería faltar al trabajo y le dije `sacalo mañana (por ayer)`, creyendo en la buena fe" de la entidad, contó.

Entonces, la mujer fue con su madre a la sucursal, le entregaron 10.000 pesos y 10.000 dólares y se fue a bordo de un Volskwagen Pointer hacia la casa de su mamá, ubicada en la calle 26 y 31, en la localidad de Gonnet. Según reconstruyeron la Policía y los testigos, cuando Carolina estaba a punto de bajar del auto aparecieron dos hombres en una moto y uno de ellos le dijo: "Dame la plata que sacaste del banco" y le pegó un golpe de puño en la cara.

Pese a que la mujer no se resistió, el delincuente la tiró al piso, continuó golpeándola, luego le disparó un balazo en la boca y escapó con su cómplice en la moto. Un empleado de la Guardia Urbana municipal que pasaba en moto por allí comenzó a perseguir a los delincuentes, pero a las pocas cuadras le efectuaron dos disparos y entonces regresó a auxiliar a la mujer, que fue trasladada al Hospital San Roque de Gonnet.

Allí, fue atendida en el shockroom y luego derivada al quirófano, donde se le practicó una cesárea y se logró hacer nacer al bebé, quien había sufrido un paro cardíaco y estaba sin respirar.

"La pude ver y lo único que me dijo con lágrimas en los ojos fue, `fue el cajero`", contó el marido de Carolina, en alusión a quien habría "marcado" a su mujer para que le robaran y adelantó que demandará al banco por lo ocurrido. El juez de Garantías de La Plata, César Melazo, consideró que por la metodología utilizada "la mujer fue ejecutada" y dijo que los demorados podrían haber cometido al menos un asalto similar en un banco de Lomas de Zamora.

Sobre supuestos entregadores, el magistrado dijo que hay un sospechoso, mientras que el fiscal Marcelo Romero explicó que se están estudiando fotogramas y videos del banco. Romero ordenó esta tarde allanamientos en el barrio La Favela, de la localidad platense de Tolosa, donde se secuestró el arma con la que supuestamente se baleó a la mujer y la moto que usaron los ladrones, una Yamaha IBR, informó un vocero policial.

En tanto, el hombre y la mujer demorados fueron apresados en el barrio los Altos de San Lorenzo, en las afueras de La Plata, donde a la mujer se le encontraron dólares y un teléfono celular con un mensaje que aludía a que un hombre había baleado a una mujer. Según las fuentes, se llegó hasta esa casa tras un llamado al 911 que alertaba que el hombre y la mujer tenían que ver con el hecho.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario