18 de enero 2006 - 00:00

China: otra muerte por gripe aviar


El Ministerio de Salud de China confirmó hoy, miércoles, la sexta muerte humana por el virus H5N1 de la gripe aviar, una mujer de 35 años de edad de la provincia suroccidental de Sichuan.

Se trata del noveno caso de gripe aviar en humanos confirmado en el gigante asiático.

La mujer, originaria del pueblo de Zhoujiaxiang, cercano a la ciudad de Jianyang, murió el pasado 11 de enero, un día después de ser hospitalizada, a pesar de mostrar síntomas de fiebre y neumonía desde el 3 de enero, y de que en ocho viviendas cercanas a su casa se encontraron aves enfermas y muertas.

Las autoridades reiteraron que todos los que mantuvieron contacto con la fallecida se encuentran bajo observación médica y, hasta el momento, no se han detectado "síntomas anormales".

Los otros cinco muertos confirmados hasta ahora eran una niña de la provincia de Guangxi (sur), un hombre de la provincia de Jiangxi (este), dos granjeras de la provincia de Anhui (centro) y una trabajadora de la de Fujian (sureste).

Un niño de seis años por cuya vida se temía desde que el 9 de enero se convirtió en el octavo contagiado por el virus se encuentra fuera de peligro en la provincia central de Hunan, según informó hoy el hospital general provincial.

El menor había ingresado el día de Nochebuena en el centro con fiebre y síntomas de neumonía, y desde entonces estuvo sometido a vigilancia continuada, dijo el presidente del hospital, Zhu Yimin, a la agencia oficial Xinhua.

A pesar de su recuperación, los médicos permanecen en alerta, según Zhu, ante cualquier complicación durante el tratamiento.

El Ministerio chino de Salud reconoció el 11 de enero que más de 40.000 personas fueron sometidas a observación desde que se detectaron los primeros siete casos, sin que se haya comprobado transmisión entre humanos.

El virus, que ha causado la muerte de 140 millones de aves en Eurasia y de 80 personas en Turquía, China, Camboya, Tailandia, Vietnam e Indonesia, puede convertirse, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en una pandemia capaz de matar a millones de personas si muta y se transmite entre humanos.

Aunque el virus es endémico entre aves en Asia desde hace dos años, China no registró casos humanos hasta finales de 2005, cuando se detectaron 31 brotes en aves.

El Foro de Donantes de Pekín concluyó hoy con la promesa de la comunidad internacional de destinar 1.900 millones de dólares en donaciones y préstamos para luchar contra la enfermedad, cifra un 20 por ciento superior a la solicitada por el Banco Mundial (BM) y que refleja la alarma que la enfermedad genera.
 

Dejá tu comentario

Te puede interesar