"El país no estaba preparado para recibir una pandemia"

Salud

Eduardo López es infectólogo pediatra y se desempeña como jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. En diálogo con Ambito.com, el especialista vertió datos acerca de la situación actual de la gripe A en el país.

Asimismo, López dejó consejos sobre las medidas a tomar, tanto con los enfermos -que estimó en 100 mil- como de forma preventiva. Se refirió a decisiones familiares, sociales y públicas para ayudar a combatir el virus.

Periodista: ¿Cuál es la situación actual de la gripe A en el país?
Eduardo López:
Desde el punto de vista de cómo se está organizando esto diríamos que la primera etapa afectó a los escolares de los colegios privados básicamente y hoy diseminados por toda la comunidad, independientemente de las clases sociales y las edades. Pero sigue habiendo una franja importante de casos en adolescentes, en niños y adultos jóvenes.

P.: ¿Cuál es el número total de infectados?
E.L.:
Cien mil es un número estimativo que probablemente sea aproximado y está vinculado a la cantidad tipo influenza, que es como uno denuncia gripe estacional. Para que el lector entienda esto, la gripe se denuncia como enfermedad tipo influenza. ¿Qué es enfermedad tipo influenza? Individuos que tienen fiebre, acompañada de tos, decaimiento, dolores musculares que les dan mialgias y cefaleas. Desde que se inició esta epidemia, más o menos, hay alrededor de 100 mil casos, teniendo en cuenta que el virus H1N1 representa el 80, 85, 90% de los aislamientos.

P.: ¿Qué medidas especiales se pueden tomar para los niños?
E.L.: En los chicos hay medidas de criterio familiar, hay medidas de criterio sociales y hay medidas que se pueden tomar también desde el lado del ministerio público
. Por ejemplo, la medida más importante del ministerio público fue el cierre de las escuelas; este receso invernal por el virus H1N1 que no son vacaciones de invierno sino es un verdadero receso invernal vinculado a esta enfermedad que es tratar de que los chicos, los escolares, que son los grandes transmisores de este virus no se reúna y deje de circular el virus entre ellos y no se contagie a otras edades. Desde el punto de vista familiar, hay que tratar que el chico enfermo se quede en la casa, que no le den un analgésico para luego ir a una fiesta porque así, a pesar que le baja la fiebre igual contagia dado que el virus se elimina a por vía oral, a través del estornudo, de la tos, cuando se habla o cuando se grita. Eso es lo que llamamos nosotros el aislamiento y el escudamiento familiar. El tercer punto importante con respecto a los chicos es el diagnóstico precoz.

P.: ¿Se recomienda la utilización de barbijos?
E.L.: El uso de barbijos para el enfermo sí es correcto. No hace falta el uso de barbijo para la comunidad en general
y en la casa el enfermo, independientemente de la edad, tiene que manejarse, en lo posible, con sus propios utensilios y si no es así lavarlos con agua con lavandina. Segundo, limpiar las superficies duras, porosas, por ejemplo, barrotes de la cama, mesas de luz con agua lavandina diluida al 10% y tratar de que las secreciones de la boca sean eliminadas en una bolsa que luego se eliminen a residuos.

P.: ¿En vacaciones, conviene que salgan de casa o se junten con otros niños?
E.L.:
Ahí uno apunta a la responsabilidad social y civil de los padres. Un buen elemento, primero, es que hagan las tareas del hogar, que le han dado las escuelas. El segundo punto es salidas al aire libre: plazas, parques, jugar al fútbol en ambientes abiertos. En tercer lugar, si hacés reuniones, hay que hacer reuniones estando seguros que ningún chico tiene fiebre o cuadro viral respiratorio.

P.: ¿Coincide con las medidas del Gobierno contra la gripe A?
E.L.:
En general coincido con las medidas que tomó el Gobierno. Creo que la restricción de los viajes y los controles a los aeropuertos fueron buenos. El país no estaba preparado para recibir una pandemia y creo que se operó bien. Quizás al comienzo de todo se podría haber hecho un cierre de escuelas más precozmente. Creo que el cierre actual de las escuelas es correcto. Se está tratando de mitigar y disminuir que los grandes transmisores del virus, que son los escolares, no sigan diseminando. Las medidas del Gobierno fueron pertinentes.

P.: ¿Se debería haber declarado antes la Emergencia Sanitaria?
E.L.: Si se debía haber declarado antes o no la emergencia nacional es una medida controvertida. En realidad es un instrumento y quizás en la época de la anterior gestión si se hubiera declarado hubiera sido también útil. Con respecto a otras medidas que se han discutido mucho, las elecciones sí o no, creo que se hablaba en abstracto porque las elecciones ya estaban designadas. Esto se tendría que haber planteado, por lo menos, en el mes de abril, cuando empezó a aparecer la epidemia en México, no faltando una semana. Creo que, en este sentido, las declaraciones de la señora presidente de la OPS, que si bien son atinentes, fueron después del hecho. Hubiera sido más lógico que estas declaraciones se hubieran vertido mucho antes, no después de las elecciones porque el dato ya estaba consumado.

Dejá tu comentario