24 de septiembre 2007 - 00:00

Fracasó la más prometedora vacuna contra el sida

La más prometedoras de la vacunas que se había desarrollado en la lucha contra el sida, fue desestimada como medicamento contra esa enfermedad al comprobarse que no tiene ningún efecto en humanos.

La investigación, que se iba a finalizar en 2008, debió suspenderse ante el anuncio de los científicos que comprobaron que la vacuna no sólo no prevenía el contagio, sino que además no combate la enfermedad una vez que infectó al organismo humano.

Según los estudios financiados por las Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH), voluntarios sanos, en su mayoría homosexuales y prostitutas, que participaban de la investigación fueron inyectados con una o dos de las tres dosis que requería la vacuna.

Los resultados tras trece meses de haber recibido la dosis, revelaron que hubo un porcentaje similar de infectados entre los que habían recibido las dosis y aquellos que habían recibido sólo un placebo.

"Los datos son muy claros", reconoce el doctor Mark B. Feinberg, vicepresidente de la farmacéutica que realizaba la investigación.

Tras más de una década trabajando en este proyecto, el fracaso ha causado decepción en la comunidad científica. "La noticia ha sido como recibir una patada en la boca", ha afirmado a The Wall Street Journal, Bruce Walker, investigador de la Universidad de Harvard.

La vacuna experimental se centraba en las células T, los linfocitos encargados de matar a las células infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana.

Dejá tu comentario

Te puede interesar